Publicación sobre cómo se estudia el Gobierno Abierto a nivel internacional

Acaba de publicarse un artículo (escrito junto a Edgar A. Ruvalcaba y Rafael Valenzuela) en el que analizamos la primera ola de investigación sobre Open Government a nivel internacional (Revisiting the Open Government Phenomenon. A Meta-Analysis of the International Literature). Bajo el interés de conocer cómo se está estudiando científicamente el fenómeno del Gobierno Abierto, en este trabajo tratamos de dar respuesta a tres cuestiones: (1) ¿Cómo se analiza el Gobierno Abierto? (tipo de diseño; técnicas de investigación; aproximación metodológica); (2) ¿Dónde se analiza el Gobierno Abierto? (departamentos universitarios; países de origen de las universidades de los autores; países analizados; nivel de gobierno); y (3) ¿Cuáles son los temas relacionados más analizados así como los conceptos clave en el estudio del Gobierno Abierto? (temas; palabras clave). Las cuestiones metodológicas y técnicas quedan explicadas en el artículo (el análisis se centra en casi 200 artículos publicados a lo largo de 5 años). Aquí sólo me detengo en los principales resultados y las implicaciones de este estudio para el futuro del Gobierno Abierto.

Captura de pantalla 2018-11-06 a las 12.55.51

Los resultados derivados del análisis realizado sobre la literatura sobre Gobierno Abierto a nivel internacional arrojan algunas conclusiones de interés que se exponen a continuación. Primero, los datos muestran que la investigación científica sobre Gobierno Abierto todavía es emergente en términos de consolidación de diseños, técnicas y metodologías utilizadas para el estudio del fenómeno, sobre todo, por la limitada utilización de estudios cuantitativos y de carácter explicativo. En otros términos, predominan las investigaciones normativas, basadas en datos con fuentes documentales y con un fuerte peso de los estudios de caso. Aunque los estudios de caso o las fuentes documentales son importantes, el hecho de que predominen como lo hacen en la literatura internacional demuestra que nos encontramos ante análisis, en buena medida, todavía exploratorios o sin capacidad predictiva.

Como cabía esperar, la investigación científica sobre Gobierno Abierto se concentra en determinadas áreas geográficas, tanto en términos de personal investigador, como en lo que respecta a los países y niveles de gobierno analizados. De entrada, es interesante confirmar que la comunidad científica que analiza el Gobierno Abierto tiene un carácterdisciplinar heterogéneo, si bien destaca el área de Administración Pública, por encima de otras con niveles equivalentes de presencia, incluyendo Sistemas de Información, Ciencias de la Computación, Economía, Comunicación o Ciencia Política. Adicionalmente, y como era esperable, los estudios son desarrollados mayoritariamente por científicos del ámbito anglo-americano, destacando aquí, en cuanto a los países analizados, la correlación con los países donde se desempeñan los científicos: con predominio de EE.UU, Reino Unido y Holanda, con otros casos por detrás, incluyendo México, Europa (desde una perspectiva supranacional), Italia, Alemania, España, Suecia y China. Lo anterior es compatible con un interés mayoritario por el estudio del nivel nacional/federal de gobierno, seguido del local/municipal y, a gran diferencia, el nivel regional/estatal.

En tercer lugar, la investigación científica sobre Gobierno Abierto prioriza el estudio de determinados temas y atiende algunos términos clave relacionados. En concreto, dentro del marco clásico de los tres pilares del Gobierno Abierto (transparencia, participación y colaboración) los dos primeros son los predominantes, aunque la existencia de estudios que engloban dos o tres de esas categorias es también remarcable. Lo anterior indica que el estudio integral del Gobierno Abierto es prioritario, no obstante muchos estudios todavía se centran de forma concreta en la transparencia o participación ciudadana. Junto a ello, entre los términos clave relacionados con Gobierno Abierto cabe señalar: datos abiertos, redes sociales, democracia digital, gobierno 2.0, transparencia, e-participación, gobierno, democracia, acceso a la información, rendición de cuentas, etc. En suma, el Gobierno Abierto se entiende dentro de una constelación de ideas y términos de referencia que refuerzan una idea de dispersión conceptual.

A partir de los resultados anteriores de nuestro estudio, planteo algunas implicaciones para el Gobierno Abierto, con interés no sólo para quienes investigamos este tema, sino también para quienes están implicados en su implementación (ya que es necesaria su colaboración). Primero, es necesario dar un salto adelante para acceder a una etapa de madurez de la investigación sobre Gobierno Abierto. Propuestas metodológicas mixtas (cuantitativas-cualitativas), uso de técnicas de recogida de datos más amplias o empleo de método de caso combinado con estudios comparados podrían facilitar este proceso. Lo anterior se relaciona directamente con la necesidad de ampliar la comunidad científica que investiga el tema, así como el conocimiento comparado en contextos geográficos más amplios, que amplíen las miradas y permitan ofrecer conclusiones más afinadas. En este terreno, destaca la necesidad de incorporar el estudio de los gobiernos locales por su capacidad de incluir algunas de las innovaciones más avanzadas en la materia. Finalmente, el estudio integral del Gobierno Abierto es esencial para entender su complejidad, así como para generar conocimiento con miras a construir teoría.

La investigación científica sobre Gobierno Abierto también puede aportar valor desde una perspectiva más práctica a quienes se encargan de su implementación en diferentes niveles de gobierno y administración. En conreto, la investigación científica sobre Gobierno Abierto puede contribuir a resolver algunas de las inquietudes sobre transparencia, participación o colaboración que están presentes entre el persoal directivo público encargado de su implementación (para ver algunas de esas inquietudes, ver el siguiente estudio), algo que permite conectar el estudio científico con la práctica administrativa. Adicionalmente, quienes estudian el Gobierno Abierto también pueden ofrecer ideas sobre cómo guíar sus siguientes pasos en los gobiernos y administraciones públicas, sobre todo, compartiendo prácticas o experiencias exitosas o descartando otras. También, se han de prever tendencias, como el avance hacia un Estado Abierto (que integre los diferentes poderes y niveles de gobierno) o la necesidad de adaptarse a los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Por consiguiente, la necesidad de tender puentes entre investigación y práctica en Gobierno Abierto, en particular, y Gestión Pública, en general, sigue estando más vigente que nunca.

Anuncios

Evaluacion del I Plan de Acción de Gobierno Abierto del Ayuntamiento de Madrid (2ª parte)

Acaba de completarse el ciclo del I Plan de Acción de Gobierno Abierto del Ayuntamiento de Madrid de la Alianza para el Gobierno Abierto (OGP por sus siglas en inglés) con el cierre de su evaluación (se puede encontrar aquí).[1] La ciudad de Madrid fue seleccionada como parte del proyecto piloto para gobiernos locales de la AGA en 2016. Finalizada la evaluación de todo el proceso, podemos afirmar que Madrid se encuentra entre las entidades que registran un mayor avance en la apertura de las prácticas gubernamentales, comparándola con las otras 14 de carácter sub-nacional que participan en la AGA, si bien se recomienda una mayor colaboración con actores de la sociedad civil en la elaboración e implementación de los compromisos. A continuación, destaco algunos de los resultados más sobresalientes de la evaluación, las oportunidades de mejora, así como impresiones personales sobre el futuro del Gobierno Abierto en Madrid.

Captura de pantalla 2018-10-23 a las 6.13.05

De entrada, hay que plantear algunas ideas sobre el proceso de evaluación en sí mismo, dado que es un marco con algunas rigideces formales. La evaluación cubre el proceso de formulación del plan (últimos meses de 2016), así como el proceso de implementación desde el 1 enero al 31 diciembre 2017. El documento elaborado refleja una evaluación que sigue los parámetros del MRI-AGA, teniendo en cuenta de manera concreta los cinco compromisos establecidos por el Ayuntamiento de Madrid en su primer plan de acción: (1) creación de un registro de lobbies obligatorio; (2) creación de un nuevo portal de transparencia del Ayuntamiento de Madrid; (3) desarrollo de los presupuestos participativos; (4) extensión de la política de participación ciudadana; y (5) desarrollo de mecanismos eficaces de normativa colaborativa. Como se deduce de su redacción, los objetivos seleccionados inicialmente por el Ayuntamiento de Madrid son muy abiertos y ambiciosos y, como se indicó en el informe inicial de evaluación, no fácilmente mensurables para un evaluador externo.

Respecto de cada uno de los compromisos se ha evaluado su nivel de especificidad, relevancia a los valores de la AGA, impacto potencial, nivel de cumplimiento, así como si se avanzó en la apertura del gobierno (ver Tabla 4. Resumen de la evaluación del progreso por compromiso’ del Informe de evaluación del IRM). A partir del contenido del documento de evaluación, se puede destacar que “todos los compromisos representan una apertura en las prácticas gubernamentales, así como una manera diferente de entender la participación ciudadana, otorgando mayor énfasis a su dimensión directa, individual y por medios telemáticos, lo que se ha denominado democracia directa por parte de los responsables del Ayuntamiento de Madrid”. Así, los cinco compromisos se centraron en el Área de Participación Ciudadana y Transparencia (y Gobierno Abierto) del Ayuntamiento, que ha liderado todo el proceso. Sus principales implicaciones se desarrollan a continuación.

Entre todos los compromisos, dos tienen que ver con la transparencia y otros tres con la dimensión de la participación ciudadana. En el primer caso, la existencia de un registro de lobbies tiene incidencia en los procesos de adopción de decisiones públicas. No sólo se abre la puerta a mejorar la trazabilidad del proceso de toma de decisiones, sino que también, en este caso, se ha definido un sistema de promoción (vía telemática) que puede superar algunas de las limitaciones que estos registros tienen en otros contextos. Junto a ello, la ambición del portal de datos abiertos del Ayuntamiento de Madrid no sólo ha permitido el cumplimiento normativo de su Ordenanza de Transparencia (ya de una ambición importante), sino que también, la apertura de más de 300 conjuntos de datos debería ser el primer paso para que la ciudadanía, así como otros actores de la ciudad (incluyendo empresas, organizaciones de la sociedad civil, periodistas, académicos, etc.) puedan conocer mejor todo lo que acontece en su ciudad, así como involucrarse en las decisiones públicas con una información de mayor calidad.

Los otros compromisos han estado relacionados con la innovación en la participación ciudadana. Sobresale la utilización de la plataforma web DecideMadrid, convertida en referente internacional, y por la que el Ayuntamiento de Madrid ha recibido un premio de Naciones Unidas.[2] A través de ella se han fortalecido los presupuestos participativos, que han experimentado un aumento de la cantidad directamente decidida a través de la votación directa de la ciudadanía (100 millones de euros en 2017), además de lograr el establecimiento de un sistema de seguimiento de los proyectos hasta su ejecución, tal y como se ha evidenciado en distintos casos concretos. Adicionalmente, en materia de participación ciudadana también cabe destacar la mejora del sistema de normativa colaborativa, es decir, la participación de la ciudadanía, a través de la web DecideMadrid, en el proceso de elaboración de la normativa que posteriormente debe aprobar el Ayuntamiento, abriendo estas dinámicas participativas a más sectores de población.

Por otro lado, el informe contiene un apartado con recomendaciones para mejorar el futuro plan de acción del Ayuntamiento de Madrid. Esas cinco recomendaciones se refieren tanto a algunas cuestiones ligadas con el proceso de creación del plan de acción, los actores involucrados en el proceso de creación y su implementación, así como la naturaleza misma de los compromisos a adquirir. Cada una de ella se considera como una oportunidad de mejora de cara a un nuevo plan de acción. Las cinco recomendaciones son las siguientes:

  • 1. Ampliar y potenciar el alcance de la participación de la ciudadanía en todo el proceso de definición, diseño, implementación y evaluación del plan de acción.
  • 2. Dotar de mayor presencia a diferentes áreas del gobierno municipal a través de espacios/foros multi-área o inter-administrativos.
  • 3. Profundizar en los mecanismos de evaluación dinámica de los compromisos y asociarlos a la rendición de cuentas.
  • 4. Incrementar la diversidad temática de los compromisos, poniendo el acento en los que afectan directamente la calidad de vida de las personas que residen en la ciudad, alineando el Gobierno Abierto con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).
  • 5. Institucionalizar el gobierno abierto como política pública municipal, más allá del proceso piloto subnacional de la AGA.

Las cinco recomendaciones se desarrollan en el documento de evaluación con ideas sobre el futuro del Gobierno Abierto en Madrid (algunas de las cuales, se atienden ya en el II Plan de Gobierno Abierto de Madrid 2018-2020). Por ejemplo, se habla de extender la convocatoria ciudadana a una cantidad mayor, y más variada, de colectivos y organizaciones de la sociedad civil. También se plantea la necesidad de crear e institucionalizar un mecanismo de colaboración entre diferentes áreas del Ayuntamiento para compromisos que requieran de cooperación inter-departamental. Asimismo, junto con el establecimiento de compromisos que puedan ser verificados a través de indicadores e hitos mensurables, también se sugiere el establecimiento de un mecanismo de evaluación dinámica a lo largo del proceso de implantación del plan de acción, en línea con una mejor rendición de cuentas. Adicionalmente, se habla de la posibilidad de desarrollar una estrategia nítida orientada a alinearse con los ODS, centrándose en temáticas concretas de calado para la ciudad y, especialmente, cuestiones que se identifican como principales problemas para la ciudadanía, tanto en sugerencias y reclamaciones, como en las encuestas que realiza el propio Ayuntamiento.

A nivel personal, desde la perspectiva de futuro sobre el Gobierno Abierto en Madrid, me gustaría destacar aquí la importancia de su institucionalización como política pública municipal, más allá de los compromisos con la AGA en sus planes de acción. Si identificamos institucionalizar con cambiar los procesos (formales y no formales), rutinas, formas de hacer las cosas, símbolos, etc., lo anterior significa que la consolidación del Gobierno Abierto dentro de la organización de gobierno municipal y la ciudad en su conjunto requiere innovar en procesos y con personas, pero también con nuevos valores y tecnologías más inteligentes, independientemente de personas electas y directivas, así como de los cambios políticos que se puedan producir. En otras palabras, a pesar de que se pueda considerar satisfactorios los avances en materia normativa, tecnológica y procedimental, es fundamental extender el Gobierno Abierto y lograr que la transparencia, rendición de cuentas, participación y colaboración atraviesen el conjunto de las políticas públicas locales, reforzando su irreversibilidad.

Adicionalmente, el futuro del Gobierno Abierto requiere formación y sensibilización, tanto dentro de las administraciones públicas, como entre la ciudadanía. La formación del personal que trabaja dentro de diferentes ámbitos del sector público es fundamental, no sólo para dotar de nuevos conocimientos y habilidades sobre las temáticas de transparencia o participación ciudadana (que preocupan, y a veces, generan inquietud entre el personal público), sino también para aumentar la complicidad con quienes implementan Gobierno Abierto y desean un cambio cultural necesario para llevarlo a cabo, así como promover un mayor sentido de cercanía con la ciudadanía.

Unido a ello, la sensibilización de la ciudadanía en materia de Gobierno Abierto es clave ya que es colaboradora necesaria en la transformación de las ciudades y, sobre todo, la mejora de los procesos de adopción de las decisiones públicas, de cara a resolver los problemas comunes en sociedades cada vez más complejas. Este aspecto, en definitiva, representa el horizonte del Gobierno Abierto, así como la aspiración de cualquier sociedad de contar con un Buen Gobierno y una Gobernanza Inteligente.[3] De ello depende, en no pequeña medida, el futuro de nuestras democracias.

[1] He tenido la oportunidad de desarrollar esta actividad evaluadora durante más de un año de intenso trabajo y la colaboración de todo el equipo del Mecanismo de Revisión Independiente (MRI) de la AGA, al que deseo dar las gracias por todo el apoyo recibido (especialmente a Gustavo Pérez Ara).
[Este post se publicó originalmente en el blog de la Open Government Partnership]

 

Inteligencia Artificial en el sector público. Seminario con Kevin Desouza

Ayer tuve la oportunidad de compartir con el Profesor Kevin Desouza una agradable conversación sobre el futuro de los gobiernos y administraciones públicas, en torno a los sistemas autónomos, la inteligencia artificial o la gobernanza algorítmica (en un seminario dentro de la School of International and Public Affairs, Jiao Tong University, Shanghai). Kevin es una de la autoridades mundiales en el ámbito de la aplicación de la tecnología en el ámbito de las organizaciones, en general, y las administraciones públicas, en particular. Además, es autor de uno de los primeros trabajos sobre el tema que recomiendo leer a quienes se inician en este viaje sin retorno: Delivering Artificial Intelligence in Government: Challenges and Opportunities. Se trata de un trabajo en el además de incorporar algunos buenos casos en marcha, también se plantean oportunidades y retos de la inteligencia artificial en el ámbito público.

JIgnacioCriado_KevinDesouza_BoFan_2018

Según este estudio, los desafíos y oportunidades para el sector público en materia de inteligencia artificial se concentran en tres ámbitos: tecnología y datos, recursos humanos y gestión del trabajo y gestión del riesgo. Algunos de los ejemplos que se aportan proceden de la primera etapa de desarrollo de la inteligencia artificial, especialmente a través de chatbots, así como otras herramientas ligadas al procesamiento masivo de datos, pero todavía sin un impacto notable en el conocimiento, la verdadera piedra de toque en el sector público. En todo caso, el estudio deja también como propuesta un interesante modelo de madurez que culmina con un momento en que las administraciones públicas deben considerar la innovación de una manera disciplinada, es decir, el cambio continuo como parte del ADN público.

En la conversación que mantuvimos también se pusieron de relieve los dilemas éticos y legales que la inteligencia artificial trae consigo, sobre todo, en el ámbito público y en relación a su gobernanza. Diferentes organismos  ya han puesto el acento en esta cuestión, de hecho, la ITU Telecommunication Standardization Sector (ITU-T), XPRIZE
Foundation, en colaboración con United Nations (UN) International Children’s Emergency Fund, Office of the UN High Commissioner for Human Rights, UN Global Pulse, y UN Office on Drugs and Crime, acogieron la primera “Artificial Intelligence for Good Global Summit” en Ginebra (2017), con el objetivo de deliberar sobre lineamientos y recomendaciones para promover innovaciones basadas en inteligencia artificial para contribuir a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (de hecho, ya ha tenido una réplica en una segunda edición). Seguiremos trabajando sobre ello, pero en el sector público se nos acaba el tiempo para liderar el proceso y, de verdad, convertir el potencial de la inteligencia artificial en algo que mejore el bien común.

 

Segunda edición del MOOC Educación en Gobierno #EduGobAbierto

 

Hace unos meses completamos el primera edición del primer MOOC en español sobre Educación en Gobierno Abierto #EduGobAbierto (cuyo desarrollo ya evaluamos en su momento) y ahora se inicia la segunda edición (en la que todavía te puedes inscribir), con contenidos consolidados, junto con una parte final de experimentación en centros educativos muy ambiciosa. Se trata de la primera experiencia en el mundo (dentro del marco de la Open Government Partnership) en la que se capacita a docentes de primaria a bachillerato en Gobierno Abierto, de manera que después puedan transmitir los principios y valores en entornos reales a miles de jóvenes en centros educativos de diferentes niveles pre-universitarios.

En efecto, la novedad de este MOOC consiste en la fase final de experimentación en centros educativos. Una vez completado el MOOC, aquellos docentes que lo deseen podrán poner en marcha un proyecto en su centro educativo relacionado con Educación en Gobierno Abierto, que evidencie el aprendizaje adquirido, así como el impacto real en los/as estudiantes. Este proyecto se habrá prototipado previamente en el MOOC, de manera que desde un primer momento existe una clara orientación aplicada del proceso. Todo ello, se realizará con el seguimiento de las personas que desarrollamos la coordinación de este programa docente y dará acceso a una certificación oficial otorgada por el Ministerio de Educación y Formación Profesional.

Captura de pantalla 2018-10-08 a las 12.20.36.png

Como sucedió con la primera edición, este curso MOOC está promovido por la Dirección General de Gobernanza Pública (Ministerio de Política Territorial y Función Pública) y forma parte de uno de los compromisos del Gobierno de España en el III Plan de Acción de Gobierno Abierto (2017-2019). En su producción y dinamización contribuye el equipo de Instituto Nacional de Tecnologías Educativas y de Formación del Profesorado (INTEF). A ambas instituciones agradezco todo el apoyo y soporte material y de conocimiento, así como su decisión de ser más ambiciosas con la segunda fase del MOOC.

[Actualización]

Presentadas las Guías Didácticas sobre Educación en Gobierno Abierto #EduGobAbierto, para los tres ciclos de primaria, secundaria y bachillerato, disponibles aquí. Se trata de un proyecto culminado del que me encuentro especialmente orgulloso, no sólo porque se orienta a dotar de herramientas para docentes con interés en enseñar Gobierno Abierto, sino también porque tiene como objetivo acercar a los más jóvenes los principios, valores y conceptos clave relacionados con el tema. Esto último ha supuesto un especial esfuerzo porque traducir ideas y conceptos complejos a un lenguaje aprehensible para jóvenes estudiantes no es tarea fácil. Nuevamente, gracias a la colaboración del equipo del Instituto Nacional de Tecnologías Educativas y de Formación del Profesorado (INTEF), así como de la Dirección General de Gobernanza Pública (Ministerio de Política Territorial y Función Pública) todo ha sido mucho más fácil. Esperamos que estas guías didácticas resulten de interés y realmente cumplan con el objetivo de promover la Educación en Gobierno Abierto desde los momentos más tempranos en las escuelas. Eso esperamos, ya que con esa intención hemos cuidado todos los detalles de la publicación.

 

Presentando el United Nations e-Government Index 2018

Hace unos días participé en la presentación del informe bienal United Nations e-Government Index, en un evento celebrado en el Digital and Mobile Governance Lab de Fudan University, Shanghai. Se trata de un informe que se ha publicado desde hace más de una década y se ha convertido en el único ranking global que estudia (y mide) el estado de desarrollo de diferentes dimensiones de los gobiernos y administraciones públicas en Internet. Mucho se ha comentado sobre la fiabilidad, calidad y alcance del ranking en diferentes sitios (ver A statistical analysis of the construction of the United Nations E-Government Development Index). Aunque algunas de las críticas se deban tomar en cuenta a la hora de usar estos datos, lo cierto es que se trata de una de las pocas fuentes fiables y longitudinales (si no la única) para conocer de forma comparada el papel de la tecnología en la actividad del sector público (alguno de mis estudiantes lo ha usado en su trabajo de tesis doctoral).

En este evento, tuvimos la oportunidad de compartir con el responsable del informe, Vicenzo Aquaro, Chief of Digital Government and editor in chief of the e-Government Survey, de Naciones Unidas. Después de su intervención explicando las cuestiones centrales del informe, los avances comparados y algunas novedades (como la incorporación de una medición de ciudades, el nuevo capítulo sobre tecnologías emergentes o las auditorías realizadas al ranking), tuvimos una conversación franca sobre los resultados del estudio, pero muy especialmente, acerca de la situación del e-Government a nivel global. Mi intervención estuvo orientada a poner el acento en los nuevos desafíos derivados de la nueva oleada de tecnologías disruptivas que emergen en el horizonte, así como la necesidad de replantearnos algunas ideas asentadas sobre servicios públicos e Internet (por supuesto, la brecha digital siempre está presente en este debate).

FotoIgnacioCriadoVicenzoAquaro.jpg

Aquí extraigo dos ideas del intercambio que tuvimos. Hay quien había dado por muerta la dimensión tecnológica de gobiernos y administraciones públicas, como algo sin interés o puramente instrumental. Nada más lejos de la realidad; más bien estamos entrando en una fase de innovación tecnológica que se adentra en la gobernanza de la inteligencia, tanto de las organizaciones y las sociedades, como desde una perspectiva individual/humana. Nuevas tecnolgías disruptivas, como la inteligencia artificial, Internet de las cosas, el análisis de datos masivos, la cadena de bloques o la realidad aumentada, sugieren un salto adelante desde la tradicional escala datos, información y conocimiento, hacia una nueva dimensión que culmina en la idea de inteligencia.

Por otro lado, los desafíos éticos y los riesgos para la gobernanza de las sociedades y las comunidades políticas siguen más presentes que nunca. Entre las cuestiones a tener en cuenta: la transparencia de los algoritmos usados para prestar nuevos servicios públicos, la eliminación de los sesgos discriminatorios en la inteligencia artificial,  el control sobre quienes ejecutan y controlan los análisis de datos masivos en poder de las plataformas, la responsabilidad sobre las decisiones adoptadas en base a algoritmos, etc. Hoy el e-Government sigue vigente y más vivo que nunca. Aunque su naturaleza esté mutando.

(P.D. Tuvimos varios fotógrafos, incluído un dron sobrevolando la sala).FotoIgnacioCriado_DMG_2018.jpg

¿Por qué se adoptan políticas públicas de gobierno abierto en el ámbito local?

FotoTesisEdgarRuvalcaba_20180723_Portada

Por fin, Edgar A. Ruvalcaba ha defendido su tesis doctoral: “La adopción del Gobierno Abierto como política pública en los gobiernos locales“, que he tenido la suerte de dirigir. Su tribunal de tesis doctoral ha estado compuesto por Manuel Villoria Mendieta (U. Rey Juan Carlos I), Elena García Guitián (U. Autónoma de Madrid) y Rafael Valenzuela (U. Autónoma de Ciudad Juárez), a quienes hay que agradecer su colaboración. Además de haber merecido excelentes comentarios sobre la calidad del trabajo durante el acto de defensa pública, llevado a cabo este 23 de julio, el tribunal concedió por unanimidad la máxima calificación (sobresaliente cum laude). Todo ello no ha hecho más que culminar de la mejor manera un trabajo de cuatro largos años.

Lo importante: el contenido de la tesis doctoral. Al margen de la interesante discusión teórica sobre el concepto Gobierno Abierto y sus implicaciones como política pública, lo interesante es conocer porqué los gobiernos locales adoptan políticas públicas de “Gobierno Abierto” y qué perspectivas existen en relación a esta noción. La investigación aborda como eje inicial qué se entiende por gobierno abierto por parte de los responsables de esas políticas públicas en el ámbito local español. Una de las grandes aportaciones de la tesis es identificar las tres maneras diferentes de entender el gobierno abierto, lo que facilita construir un Modelo de Perspectivas de Gobierno Abierto (MPGA). Esta propuesta surge de los resultados obtenidos de un cuestionario, una vez sometidos a un Análisis Factorial Exploratorio (AFE). Las tres perspectivas del modelo (o formas de entender el gobierno abierto) están ligadas: a) valores democráticos de corresponsabilidad, b) innovación tecnológica, y c) disponibilidad y acceso a la información. Las implicaciones de lo anterior son importantes.

La tesis doctoral también cuenta con una aportación clave al intentar responder porqué los gobiernos adoptan políticas de gobierno abierto. En este caso, y mediante la óptica del enfoque de las corrientes múltiples de Kingdom (que se centra en la incorporación de los problemas en la agenda pública), la tesis doctoral estudia en profundidad el caso del Ayuntamiento de Madrid, donde durante la última legislatura se ha incorporado en la agenda la política pública de Gobierno Abierto como un eje básico de actuación. El análisis es complejo, y el documento refleja muchos matices, pero se podría resumir señalando que el nuevo equipo de gobierno respondió a la desafección política de la ciudadanía madrileña, en parte como consecuencia de varios lustros de gobiernos del PP y la percecpión social de la corrupción. Además de lo anterior, y a mi juicio, este caso también confirma la impotancia de los emprendedores de políticas (policy entrepreneurs), alineados en torno a la figura del concejal de participación y gobierno abierto, quienes aprovecharon los primeros momentos del nuevo equipo de gobierno para alinear los problemas, las políticas y lo político, de forma que el Gobierno Abierto se convirtiera en una de las áreas clave de la actividad municipal.

La tesis doctoral no habla de los resultados, ni de la implementación, ni de la evaluación del Gobierno Abierto. Seguramente, tendrán que venir nuevas investigaciones para conocer más sobre hasta donde alcanza esta corriente de interés en torno al Gobierno Abierto, cuáles son sus resultados e impactos, así como hacia donde se encamina esta política pública emergente en el futuro. Esperamos estar ahí para contarlo. De momento, mi mayor felicitación al Doctor Ruvalcaba por esta nueva tesis doctoral defendida en el Departamento de Ciencia Política de la Univerdad Autónoma de Madrid. Seguro que es el inicio de una exitosa carrera profesional.

 

FotoTesisEdgarRuvalcaba_20180723

Recién publicado artículo sobre social big data analysis en el sector público

Acaba de publicarse en abierto nuestro artículo: “Comunicando datos masivos del sector público local en redes sociales. Análisis de sentimiento en Twitter”, en la revista científica “El Profesional de la Información”. El artículo analiza el tono que los ayuntamientos españoles de más de 50.000 habitantes están empleando en la red social Twitter. Los resultados del estudio muestran un tono predominantemente positivo, conviviendo con un tono de conversación neutro, reflejando que en estos momentos los ayuntamientos están llevando a cabo una estrategia ambivalente: focalizándose en la difusión de información, pero también esforzándose por impulsar la participación y colaboración. Además, en el artículo nos interesamos por analizar los factores que están detrás de la elección de un tono u otro.

EPI_18_1

Por otro lado, el artículo confirma que las nuevas técnicas procedentes del mundo del big data y la inteligencia artificial ayudan a analizar la actividad en redes sociales digitales de las administraciones públicas. El empleo de análisis de sentimientos que llevamos a cabo añade al articulo una dimensión escasamente explorada en el estudio del sector público. El trabajo ha sido posible gracias a nuestra colaboración con el Instituto de Ingeniería del Conocimiento, así como gracias al apoyo de una Beca Leonardo de la Fundación BBVA, que obtuve en 2016. En el futuro, seguiremos contribuyendo con nuevas aportaciones para mejorar el conocimiento y debate sobre la adopción, usos e impactos de las redes sociales digitales en el sector público.