Entre sueños utópicos y visiones pesimistas

Balance del Curso Innovación y Redes Sociales en las Administraciones Públicas

CursoVeranoUAM_2013Ayer se clausuró el curso de verano de la Universidad Autónoma de Madrid, Innovación y Redes Sociales en las Administraciones Públicas. Durante los tres días de duración del curso 25 ponentes de primer nivel, varias decenas de asistentes presenciales y otros muchos que nos siguieron a través de Twitter con el hashtag #InRedAP compartimos experiencias relacionadas con los últimos avances en la innovación y las redes sociales en las administraciones públicas. El balance general ha sido muy positivo en participación, contenidos e implicación de las organizaciones y personas asistentes.

Las experiencias procedentes de las administraciones públicas han sido muy esperanzadoras. Hemos conocido en profundidad la experiencia de la Policía Nacional en redes sociales a través de su referente Carlos Fernandez Guerra. A punto de alcanzar los 600.000 seguidores en Twitter, Carlos nos explicó con su estilo personal cómo está logrando conectar a la Policia Nacional con la ciudadanía a través de los nuevos medios sociales, además de convertirse en el referente en el mundo de la seguridad en español. Este caso nos indica que usar el lenguaje de la calle es esencial para lograr enlazarte con una parte importante de la ciudadanía.

Otra de las experiencias más interesantes fue la presentada por José Antonio Rodríguez Salas, Alcalde del Ayuntamiento de Jun, Granada. A través de las tecnologías sociales, especialmente Twitter, está logrando poner en marcha las ideas de transparencia, colaboración y participación dentro de un municipio con 3.500 habitantes, superando algunas de las barreras clásicas de la difusión de la tecnología, sobre todo, la fractura digital. Su liderazgo político nos enseña que este factor es esencial para facilitar la innovación en las administraciones públicas.

Otros casos se encuentran también en la vanguardia de las administraciones públicas. Silvia Busquets, Diputación de Barcelona, así como Valentín Elizondo, Director General de Gobierno Abierto, Navarra, también nos mostraron experiencias de relevancia en sus organizaciones de cara a compartir conocimiento entre responsables de recursos humanos y promover el gobierno abierto.

También contamos con la participación de algunos de los expertos más relevantes en sociedad red, innovación y redes inteligentes. Antonio Gutiérrez-Rubí nos regaló una presentación de calado sobre el tema, en torno a la idea de innovación que encarnó el Centro Pompidou en su momento. Alberto Ortiz de Zárate sigue anunciando el final de la Administración Electrónica (aunque ella no se deje todavía). Antonio Díaz nos mostró el caso de Alcobendas como ciudad pionera en desarrollar una visión estratégica e inligente de entender la gobernanza. Finalmente, César Calderón le puso mucho empeño (y berenjenas) a desenmascarar la (no) transparencia presente en la mayoría de las instituciones políticas españolas.

Otras aportaciones procedieron de proyectos que pretenden facilitar la innovación en las administraciones públicas desde la sociedad. David Fernández Barrero nos mostró cómo se está construyendo NovaGob, la red social de la administración pública en español, que se está creando por un equipo de profesionales comprometido con el sector público, con un Comité Asesor excepcional, así como unos objetivos liderados por la visión de colaborar en transformar la Administración Pública. Victoria Anderica nos habló del caso de tuderechoasaber.es, una experiencia orientada a mejorar la transparencia de las administraciones públicas dentro de un enfoque de gobierno abierto. También Roger Melcior nos habló de otro caso de interés rodalia.info.es, que informa sobre la situación del sistema de trenes las cercanías de Barcelona.

Las empresas privadas son también son agentes clave en la innovación de las administraciones públicas. Las intervenciones de Guzmán Garmendia (Oracle), Tomás von Veschler (Red Hat), Juan Manuel Roa (Soluntia) y Antonio Cimorra (AMETIC) mostraron el potencial de las empresas para ayudar al sector público con soluciones innovadoras ligadas a la apertura de datos públicos, el gobierno abierto, la participación o la transparencia. Seguro que entre todos lo conseguimos.

Las aportaciones académicas también dejaron un buen sabor de boca. Ismael Peña-López, de la Universitat Oberta de Catalunya, así como Pablo Aragón, de Barcelona Media, nos mostraron los aspectos clave de los cambios ligados a la sociedad de la información y el análisis de redes sociales respectivamente. Tanto Francisco Rojas-Martín, como J. Ignacio Criado, ambos de la Universidad Autónoma de Madrid, nos hablaron del potencial de las redes sociales en las administraciones públicas, incluyendo la primera investigación académica sobre su utilización en el ámbito autonómico.

Nuestro agradecimiento especial a los patrocinadores del curso, el Ayuntamiento de Alcobendas y la Fundación Democracia y Gobierno Local. Se trata de dos organizaciones muy comprometidas con la transformación de las administraciones públicas en el ámbito local, si bien sus planteamientos y capacidad de movilización de experiencias puede ampliarse a cualquier Administración Pública. También se agradece a la Universidad Autónoma de Madrid su apoyo a la realización de esta iniciativa orientada a poner el conocimiento al servicio de la sociedad.

A todos y todas mi mayor agradecimiento. Deseo que sigamos la conversación en las redes sociales.

Nuevo libro. Ciberpolítica. Las nuevas formas de acción y comunicación políticas

Ya lleva un tiempo publicado el libro editado por Ramón Cotarelo: Ciberpolítica. Las nuevas formas de acción y comunicación políticas. En este trabajo colectivo participo con un capítulo que espero sea de su interés: Open government, social media y sector público. Las administraciones públicas en la era de las redes sociales digitales. En este capítulo realizo una sucinta y aplicada aproximación a las principales problemáticas derivadas del uso de las redes sociales en las administraciones públicas, enlazando con la filosofía administrativa que se está conformando en torno al concepto de gobierno abierto. Con ello, pretendo que el capítulo sirva para aquellos que se están introduciendo al tema y, sobre todo, pueda utilizarse como material de lectura en cursos básicos o avanzados sobre la materia.

PortadaLibroCiberpoliticaCotarelo

Debajo les dejo el resumen de la obra (Fuente: http://www.tirant.com/editorial/ebook/ciberpolitica–las-nuevas-formas-de-accion-y-comunicacion-politicas-9788415731085)

La política tradicional se dirime en un ámbito en el que la élite habla y la gente escucha. Puede hablar cada tantos años en las elecciones y, ocasionalmente, a través de actos colectivos como manifestaciones, concentraciones, etc de carácter extra-parlamentario. El resto del tiempo, en su lugar, lo hacen los medios de comunicación. Y poco más. La ciberpolítica, en cambio, la política en el ciberespacio, en la red de redes, da la palabra a todos, habilita también el discurso de los ciudadanos de forma que estos dialogan directamente con los gobernantes y con los medios de comunicación. Al universalizar la información, internet ha aumentado el poder de los que no tenían ninguno y ha universalizado asimismo el debate, la deliberación, la autonomía ciudadana.

Algo parecido a lo que sucedió con la imprenta pero en un orden cuantitativa y cualitativamente muy superior. Internet ha generado una nueva opinión pública más densa e influyente, que se articula a través de cauces originales tanto en lo digital como en la realidad de la calle y que emplea formas de control del poder político y de interacción con este que están cambiando el funcionamiento de los sistemas políticos representativos. Hay oposición extraparlamentaria permanente, los partidos pirata crecen electoralmente, las campañas electorales se nacen en la red, la política discurre por las redes sociales a una velocidad que el juego de las instituciones no puede aspirar.

Jornadas sobre Ciberpolítica

Posted in Administración abierta, Democracia, Redes sociales by jicriado on 16 mayo 2012

El Departamento de Ciencia Política y de la Administración de la UNED, en colaboración con la Fundación José Ortega y Gasset/Gregorio Marañón (c/ Fortuny, 53.- Madrid, 28010), así como el Colegio de Doctores y Licenciados en Ciencias Políticas y Sociología ha convocado las Primeras Jornadas de Ciberpolítica para los próximos días 17 y 18 de mayo.

Nos vemos allí para conversar sobre Open government, social media y sector público. Las administraciones públicas en la era de las redes sociales digitales. Mira el programa completo debajo.

¿Democracia 2.0? Analizando el potencial deliberativo de la blogosfera política​

Recientemente, se ha publicado un artículo mío, escrito en colaboración con Roberto García Alonso, bajo el siguiente título: ¿Democracia 2.0? Un análisis del potencial deliberativo de la blogosfera política. Este artículo se sitúa en el debate que han planteado algunas aportaciones recientes realizadas, entre otros, por Daniel Innerarity (Desenredar una ilusión) y Antoni Gutiérrez-Rubí (Transformar una ilusión). Nuestro trabajo es un poco más extenso y, al mismo tiempo, pretende profundizar sobre una dimensión concreta de las interacciones entre política y tecnologías: la blogosfera política. Además, se hace bajo las lentes teóricas del concepto de democracia deliberativa de Habermas.

En particular, nuestro trabajo parte de la idea de que la democracia deliberativa y las tecnologías de la información y la comunicación han asumido un papel central en el debate sobre la profundización de nuestras prácticas democráticas en las sociedades contemporáneas. Por un lado, la propuesta de Jürgen Habermas y de quienes comparten sus perspectivas apuestan por una revitalización del espacio público y hacen de este último el centro del modelo político.

Por otro lado, asumimos que la irrupción de Internet y, en particular, de la Web 2.0 ha impuesto un cambio estructural de este espacio público dominado por los medios de comunicación tradicionales. Sin embargo, ¿supone este cambio estructural del espacio público una ventana de oportunidad para la implementación del modelo deliberativo de Habermas? Por consiguiente, el artículo pretende mostrar hasta qué punto la comunicación digital articulada en torno al uso de instrumentos interactivos de comunicación y, en particular, de los blogs se parecen al patrón impuesto por la teoría del discurso.

Espero que disfruten de este trabajo. Se puede encontrar aquí.

#15M, 22-M y más allá

Confieso que he votado. El domingo 22 de mayo estaré a miles de kilómetros de España. Pero ese no es el objetivo de esta entrada. Ya han pasado varios días desde el inicio de la movilización en torno al #15M. Ya se ha cerrado la campaña electoral para las autonómicas y locales del 22-M. Toca reflexión. A mi juicio, lo verdaderamente importante es lo que pasará después, todo ese espacio que se abre a partir del 23-M. Quizá, del diagnóstico de los principales partidos políticos pueda depender buena parte de cómo se haga política en nuestro país en los próximos años. O quizá los acontecimientos les superen. Todavía está por ver.

Lo han planteado muy bien César Calderón y Antoni Gutiérrez. Esta movilización ha demostrado la capacidad de las redes sociales para aglutinar y canalizar un descontento latente en una parte importante de la sociedad. Descontento tanto con los partidos, con la situación económica, como con el funcionamiento de algunas instituciones (bancos centrales, altos tribunales, organismos internacionales, etc.), que parecen escabullirse fuera del control democrático de la ciudadanía. Dicho de otra manera, la gente común percibe que muchas de las decisiones que se están adoptando para superar esta crisis, y que afectan a su vida de una manera muy directa, se deciden fuera de su control por instancias que parecen cada vez más alejadas, cuando no insensibles, a su situación personal. Pero ya no estamos en el siglo XX.

También hemos de afrontar ya que la Generación Y está pidiendo paso, si bien se encuentra con unas dificultades desconocidas para sus hermanos mayores (Generación X). Estos “nuevos” ciudadanos (ya mayores de edad, y más) tienen unas perspectivas vitales y demandas que, sin duda, derivan de su origen como los primeros nativos digitales, convirtiéndose en un auténtico reto para los sistemas democráticos. Por supuesto, las redes sociales canalizan su socialización, su participación y su interacción con otros, de una manera diferente ya. Si los partidos políticos y las demás instituciones no se percatan de esto van a tener serias dificultades para conectarse con ellos. Y a la larga, la brecha generacional se va a hacer todavía más profunda de lo que percibo que ya es hoy.

Independientemente de lo que suceda el 22-M, a partir del día siguiente queda mucha tarea por hacer. Los dos grandes partidos políticos de este país disponen de una oportunidad (¿quizá la última?) para renovarse de una forma profunda. Muchas de las propuestas concitadas en torno al espíritu del #15M no van a decaer aunque se abandone físicamente la Puerta del Sol, precisamente, porque manifiestan nuevas demandas y, en particular, la idea de que los intermediarios del poder político, como sucede en otros ámbitos, van a tener que demostrar muy bien su utilidad para sobrevivir dentro de esta nueva sociedad red, en la que se atisban nuevas formas de participación más fluidas, horizontales y virales. Y eso se traduce en que los partidos políticos, los gobiernos y las administraciones públicas, han de operar con más transparencia y mayores niveles de rendición de cuentas, propiciando nuevos cauces de participación y escucha activa ante la ciudadanía.

No cabe duda de que tenemos otros serios problemas que resolver en este país, pero el momento puede que sea óptimo de cara a dar un paso, aunque parezca pequeño para algunos, hacia el perfeccionamiento de nuestro sistema de gobierno. O, al menos, para que la gente se sienta más genuinamente escuchada y representada por sus gobernantes. En eso creo que todos podemos estar de acuerdo.

Revolución 2.0

Posted in Democracia, Facebook, Gobierno 2.0, Participación ciudadana by jicriado on 14 febrero 2011

Carolina Martín, del diario PÚBLICO, me entrevistó el pasado viernes acerca de los cambios políticos en Túnez y Egipto, en concreto, sobre el papel desempeñado por las redes sociales y las herramientas 2.0 en este proceso. Ayer domingo apareció en el períodico el reportaje denominado Revolución 2.0 (pdf aquí), donde se incluyen algunas de mis opiniones al respecto. Me ha gustado el tono mesurado del texto, así como de las opiniones de los diferentes expertos, sobre el papel que Internet ha tenido en estas dinámicas de protesta social frente a gobiernos altamente corruptos. Por cierto, se trata de una visión que refleja la línea de este blog, en el que continuamente invitamos a reflexionar sobre este tipo de fenómenos desde una perspectiva no determinista y desligada de prejuicios tecnológicos (en los dos sentidos).

Una contribución (más) sobre la Disposición Sinde

Posted in Democracia, Personal, Propiedad intelectual, Sociedad de la información by jicriado on 22 diciembre 2010

En esta entrada no aspiro a realizar una contribución de calado sobre el tema de la propiedad intelectual o el futuro de Internet. Eso ya lo han hecho otros desde diferentes enfoques, aquí (contra Sinde), aquí (pro y contra) o aquí (pro Sinde). Lo que pretendo es abundar un poco en algunas de las ideas realizadas por Enrique Dans, sin entrar aquí en su visión sobre la Disposición Sinde. En concreto, me interesa plantear el potencial deliberativo que se ha puesto de manifiesto en este caso y la extensión del espacio público que se ha desencadenado durante estos últimos días.

De entrada, con independencia de las características institucionales de nuestras democracias, hay un elemento que forma parte del núcleo de nuestros Estados: la opinión pública. Autores como Habermas han dotado a la opinión pública de un valor normativo: el poder en las democracias sólo puede legitimarse y racionalizarse mediante discusiones públicas en el marco de prácticas discursivas libres. Sin embargo, la opinión pública se ha encontrado dominada por los medios de comunicación de masas tradicionales, tales como la radio, la televisión o la prensa escrita. Lo interesante es que las reglas del juego están cambiando.

La irrupción de Internet y de las redes sociales puede alterar, si no lo ha hecho ya, el tablero en el que opera la democracia. Pero, ¿qué tipo de democracia? Algunos plantean que todo esto va a desencadenar una inevitable transformación de la política, con ciudadanos que deberán ser tenidos en cuenta por los responsables políticos a la hora de tomar decisiones (como la normativa sobre las descargas y la propiedad intelectual), so pena de protestas en las redes sociales y un desgaste electoral importante. Otros sostienen que entramos en el reino de la demagogia, en el que unas elites digitalmente ilustradas disponen de los instrumentos para poner en jaque a legítimos gobiernos representativos y democráticamente elegidos, en la medida que son capaces de capitalizar un descontento difuso de unos miles (o cientos de miles) de seguidores.

El título de este blog (entre sueños utópicos y visiones pesimistas) pone a las claras el alcance de mis conclusiones. Desde mi punto de vista, sí estamos entrando en una nueva fase de nuestras democracias representativas como consecuencia de las interacciones entre Política y TIC, de la misma manera que la industria cultural tendrá que transformarse para explorar otros modelos de negocio. Lo que no tengo tan claro es el rumbo que van a seguir nuestras democracias en el futuro más próximo, precisamente, porque aquí no hablamos de modelos de negocio, sino de Poder. Y el poder político con mayúsculas se refiere al gobierno de las sociedades, a confrontar ideas, a poner en tela de juicio diferentes visiones del mundo. Por ello, en la medida en que las TIC y las redes sociales faciliten la confrontación de ideas y proyectos de sociedad alternativos, quizá se pueda hablar de un potencial disruptivo. Claro, para ello se requiere la existencia de modelos de sociedad y visiones del mundo alternativos que discutir. Y, precisamente, no es ahora el momento para dar por sentada esta premisa fundamental.

El Gobierno de España en Facebook

Posted in Administración abierta, Democracia, Divulgación, Estados Unidos, Facebook, México by jicriado on 17 diciembre 2010

El Gobierno de España ya tiene Facebook. En efecto, el perfil del Gobierno de España en Facebook ya está disponible. En el momento de escribir cuenta con 48 seguidores. Todo es empezar y la cosa está verde. Ahora mismo el Gobierno de los Estados Unidos de América suma 13.232 amigos (si bien el mexicano sólo llega a los 1.293). Quizá es que no queramos ser amigos de nuestro gobierno. O quizá es que todavía pocos de los que usan Facebook quieren ser amigos de sus gobiernos. O que éstos no son lo suficientemente simpáticos. Todo es posible. En todo caso, nos corresponde observar el desarrollo de esta nueva herramienta a disposición de nuestros gobiernos y administraciones públicas. Pero la entrada no iba por ahí. La cuestión es que TIME nombra persona del año 2010 a Mark Zuckerberg. En otras palabras, Facebook se ha convertido en el invento de la década. Pero no creo que alcalce para todo el siglo.

 

 

Pienso que el premio es merecido. También que lo hubiera conseguido Julian Assange, por su labor al frente de Wikileaks.  Ese dominio suizo ya es indicativo de que algo no va bien aquí. Pero la carta que escribe Stieg Larsson a Julian Assange – por boca de Fernando Vallespín – lo resume muy bien todo. Destaco el párrafo más intenso de esta carta imposible:

Otro aspecto relevante de tu caso es que ha sacado a la luz la aparición de un nuevo poder global, las redes de grupos de hackers o de activistas políticos de nuevo cuño, que tienen la capacidad de entorpecer, e incluso paralizar, a los poderes políticos establecidos. Puede que sean ridículos en comparación con la pulida geometría jerárquica de los Estados, y que en ellos prevalezca un exceso de voluntarismo, pero han demostrado ya que el poder no fluye en una única dirección -recordemos el caso de la campaña de Barack Obama, el primer presidente de los Estados Unidos de la era de internet-, o todo lo que está saliendo a la luz en Wikileaks. En parte como reacción a tu detención, muchos de estos grupos han empezado ya a organizarse, a comunicarse entre ellos, lo cual anticipa una mayor coordinación de esta invisible galaxia global de hackers en red. El problema, como seguramente no ignoras, es que todo poder llama a la creación de resistencias frente a él. No habrá consenso para una regulación seria de las transacciones económicas internacionales, pero no te quepa duda de que sí se conseguirá para intentar poner límites a este nuevo océano de libertad en que se ha convertido Internet y su potencial comunicativo. Vamos a asistir a una interesante batalla librada en este nuevo espacio invisible en el que ya casi todos habitamos. A la primera guerra mundial en el ciberespacio.

Participación en el desarrollo de la Ley 37/2007

Todavía se puede participar (hasta el día 15 de diciembre) en el Borrador de proyecto de Real Decreto por el que se desarrolla la Ley 37/2007, de 16 de noviembre, sobre reutilización de la información del sector público, a través de la consulta pública promovida desde el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio.

Pensé que sería la salsa de la blogosfera pública, pero me temo que estas cosas despiertan ya poco interés, porque no lo he visto reflejado en ninguno de los grandes blogs del área (que me perdone si alguno de los que no he mirado lo ha incluido: el suyo también es de los grandes). No los culpo, simplemente lo constato. Y lo hago para reforzar la idea cada vez más extendida en las organizaciones públicas de promover nuevas figuras profesionales (community managers o como prefiramos) que lideren el efecto multiplicador de las redes sociales en el sector público.

En otras palabras, fomentar un proceso participativo de esta naturaleza sin que existan agentes dinamizadores en las redes sociales que, al menos, den a conocer el propio proceso o faciliten la información mínima necesaria, al final, puede llegar a no merecer la pena. O sí, no lo sé con certeza. Lo que sí sé es que no se trata sólo de un problema de comunicación, sino de dotar de contenido político al nuevo espacio público que se abre en el plano de las redes sociales. Hasta que los responsables políticos no se lo crean de verdad, hablar de administraciones o gobierno abiertos, sencillamente, me parece un brindis al sol. Con perdón.

ACTUALIZACIÓN 8 diciembre 2010

Un amigo me corrige y envía dos de esos blogs que sabía me había olvidado revisar (que me perdonen 😉

Apuntes electrónicos: http://apunteselectronicos.blogspot.com/2010/11/consulta-publica-risp-sobre-real.html

Iurismatica: http://www.iurismatica.com/blog/reutilizacion-vs-propiedad-intelectual/

¿El mito de la democracia digital?

Durante los últimos años he trabajado sobre temas relacionados con la Política 2.0, especialmente, sobre blogging político y liderazgo político local (pronto publicaré una investigación al respecto). En general, hay dos preocupaciones que intento transmitir a mis colegas y colaboradores cuando hablamos sobre Política 2.0: a) La escasez de trabajos empíricos que midan de alguna manera los resultados o consecuencias asociadas a los diferentes fenómenos que caracterizamos con la etiqueta Política 2.0. b) La limitada fundamentación teórica (y normativa) de muchas de las propuestas de estudio en torno a la Política 2.0, muy especialmente, las relacionadas con el concepto Democracia. No son cuestiones menores. Por ello, durante los próximos meses voy a rescatar trabajos publicados recientemente por académicos de diversos países, que cuentan con carácter empírico (ofrezcen datos procedentes de investigaciones) y, al mismo tiempo, trabajan alguna dimensión de la Politíca 2.0.

Inicio este recorrido por el libro The Myth of Digital Democracy, de Matthew Hindman. Aunque ya lleva bastantes meses publicado, las preguntas fundamentales del mismo siguen vigentes: ¿Internet está democratizando la política? ¿Los sitios web y blogs políticos movilizan a la ciudadanía y, sobre todo, hacen la espera pública más inclusiva? Este texto ofrece evidencia empírica que quiebra algunas de las creencias populares en torno a esta doble cuestión, por un lado, mostrando que la Red no ha logrado mucho (al menos todavía) a la hora de ampliar el discurso político y, por otro lado, comprobando que las web y blogs políticos con influencia en las audiencias son relativamente escasos y se encuentran patrocinados por determinados grupos de interés tradicionales. El libro se fundamenta en una investigación desarrollada para completar una tesis doctoral y utiliza diferentes técnicas de medición de los enlaces y acceso a los contenidos de sitios políticos en los Estados Unidos.

Definitivamente, un trabajo imprescindible para aquellos que quieran iniciar una investigación rigurosa sobre Política 2.0.