New Book and Chapter: Web 2.0 Technologies and Democratic Governance

Web 2.0 has become the buzz word for describing social media available on the Internet, such as blogs, photo and file sharing systems and social networking sites. These Web 2.0 applications are rapidly transforming citizen-citizen and citizen-government interactions in a manner not seen before. In recognition of these trends, governments are already taking a very close look at Web 2.0 and online communities in order to leverage them for designing products and services and for providing citizen services.

This book brings together international scholars to provide the theoretical and practical contexts for understanding the nature of Web 2.0 technologies and their impact on political, public policy and management processes, and to explore how best Web 2.0 applications can be leveraged and aligned with the strategic goals of government organizations to add value and ensure effective governance. Drawing from experiences from countries around the globe, the book provides the theoretical context of the potential for Web 2.0 applications to transform government services, as well as practical examples of leading public sector institutions that have attempted to use Web 2.0 applications to enhance government operations, policy making and administration.

There are three parts to the book, namely 1) Perspectives on Web 2.0 and Democratic Governance, 2) The Political, Policy and Management Impacts of Web 2.0 in Government, and 3) Leveraging Web 2.0 Applications for Effective Governance. This book differs from existing edited books on Web 2.0 technologies that focus primarily on politics and e-democracy because it examines the impact of the applications on politics, policy and public management. The book contributes toward the literature by filling the existing void and expanding knowledge in the field of public administration and policy, making it of interest to both academics and policy-makers.

More information: http://www.springer.com/social+sciences/political+science/book/978-1-4614-1447-6

My contribution to this book: Social media for political campaigning. The Use of Twitter by Spanish mayors in 2011 local elections.

Available here.

Anuncios

#15M, 22-M y más allá

Confieso que he votado. El domingo 22 de mayo estaré a miles de kilómetros de España. Pero ese no es el objetivo de esta entrada. Ya han pasado varios días desde el inicio de la movilización en torno al #15M. Ya se ha cerrado la campaña electoral para las autonómicas y locales del 22-M. Toca reflexión. A mi juicio, lo verdaderamente importante es lo que pasará después, todo ese espacio que se abre a partir del 23-M. Quizá, del diagnóstico de los principales partidos políticos pueda depender buena parte de cómo se haga política en nuestro país en los próximos años. O quizá los acontecimientos les superen. Todavía está por ver.

Lo han planteado muy bien César Calderón y Antoni Gutiérrez. Esta movilización ha demostrado la capacidad de las redes sociales para aglutinar y canalizar un descontento latente en una parte importante de la sociedad. Descontento tanto con los partidos, con la situación económica, como con el funcionamiento de algunas instituciones (bancos centrales, altos tribunales, organismos internacionales, etc.), que parecen escabullirse fuera del control democrático de la ciudadanía. Dicho de otra manera, la gente común percibe que muchas de las decisiones que se están adoptando para superar esta crisis, y que afectan a su vida de una manera muy directa, se deciden fuera de su control por instancias que parecen cada vez más alejadas, cuando no insensibles, a su situación personal. Pero ya no estamos en el siglo XX.

También hemos de afrontar ya que la Generación Y está pidiendo paso, si bien se encuentra con unas dificultades desconocidas para sus hermanos mayores (Generación X). Estos “nuevos” ciudadanos (ya mayores de edad, y más) tienen unas perspectivas vitales y demandas que, sin duda, derivan de su origen como los primeros nativos digitales, convirtiéndose en un auténtico reto para los sistemas democráticos. Por supuesto, las redes sociales canalizan su socialización, su participación y su interacción con otros, de una manera diferente ya. Si los partidos políticos y las demás instituciones no se percatan de esto van a tener serias dificultades para conectarse con ellos. Y a la larga, la brecha generacional se va a hacer todavía más profunda de lo que percibo que ya es hoy.

Independientemente de lo que suceda el 22-M, a partir del día siguiente queda mucha tarea por hacer. Los dos grandes partidos políticos de este país disponen de una oportunidad (¿quizá la última?) para renovarse de una forma profunda. Muchas de las propuestas concitadas en torno al espíritu del #15M no van a decaer aunque se abandone físicamente la Puerta del Sol, precisamente, porque manifiestan nuevas demandas y, en particular, la idea de que los intermediarios del poder político, como sucede en otros ámbitos, van a tener que demostrar muy bien su utilidad para sobrevivir dentro de esta nueva sociedad red, en la que se atisban nuevas formas de participación más fluidas, horizontales y virales. Y eso se traduce en que los partidos políticos, los gobiernos y las administraciones públicas, han de operar con más transparencia y mayores niveles de rendición de cuentas, propiciando nuevos cauces de participación y escucha activa ante la ciudadanía.

No cabe duda de que tenemos otros serios problemas que resolver en este país, pero el momento puede que sea óptimo de cara a dar un paso, aunque parezca pequeño para algunos, hacia el perfeccionamiento de nuestro sistema de gobierno. O, al menos, para que la gente se sienta más genuinamente escuchada y representada por sus gobernantes. En eso creo que todos podemos estar de acuerdo.

Internet y participación política en España

Acaba de publicarse un interesante estudio llamado Internet y participación política en España. De entrada, mis felicitaciones al Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), puesto que comienza a editar en formato electrónico para su descarga gratuita los nuevos títulos de su colección “Opiniones y Actitudes”. Para quienes, a pesar de todo, quieran adquirir el libro en papel, los títulos estarán también disponibles en la modalidad de “impresión bajo demanda”, de modo que el lector que prefiera disponer del ejemplar físico podrá comprarlo solicitando en línea la impresión del mismo, también a través de la web del centro.

En el estudio mencionado, elaborado por Eva Anduiza, Marta Cantijoch, Aina Gallego y Jorge Salcedo, se presentan los principales resultados del estudio 2.736 del CIS sobre Internet y política. El análisis se basa en 3.793 entrevistas personales realizadas a ciudadanos españoles mayores de 18 años entre el 11 de octubre y el 5 de noviembre de 2007. La muestra incluye una sobrerrepresentación de personas entre 18 y 40 años, ya que este grupo de edad es el que hace un uso más frecuente e intenso de Internet. De esta manera se minimizó el riesgo de tener un número muy reducido de usuarios de Internet que pudiera dificultar los análisis.

El estudio se centra en tres ámbitos de análisis, que los autores junto a otros investigadores desarrollaron en el proyecto POLNET. Primero, en qué medida los ciudadanos españoles utilizan Internet con fines políticos, para recibir información, comunicarse y participar políticamente. Segundo, en qué medida hay diferencias significativas entre la participación política online y offline. Tercero, en qué medida el uso que los ciudadanos hacen de Internet (tanto político como general) incide en su participación política (online, pero también offline). Este trabajo de investigación resulta de sumo interés, teniendo en cuenta que hasta hace bien poco muchos científicos sociales españoles observaban Internet como una rareza o algo sin interés científico. Esperemos que los prejuicios se vayan salvando, aunque también convendría descubrir que el uso de las tecnologías en la política no es algo precisamente nuevo y no se reduce a la participación y comportamiento electoral, como algunos todavía parecen pensar.

Estrategas del poder. Informe Semanal

Tenía pendiente un comentario sobre el siguiente vídeo sobre la creciente relevancia de la comunicación política. Especialmente recomendable la parte final del vídeo en la que se hace una referencia a la política en Internet y la neuropolítica, que tiene en cuenta las emociones y los sentimientos de los individuos a la hora de adoptar decisiones electorales. Me parece subrayable que un programa histórico y generalista como Informe Semanal se atreva con este tema.