La Dra. Gascó en el Master en Democracia y Gobierno

Del miércoles al viernes tuvimos la oportunidad de recibir a Mila Gascó, dentro de mi curso sobre Organización y Gestión Pública del Master en Democracia y Gobierno de la Universidad Autónoma de Madrid. La Dra. Gascó es profesora de la Universitat Pompeu Fabra de Barcelona y CEO de Estratic, así como una de las mayores expertas sobre eGobierno en España y Latinoamérica. En su presentación nos dejó algunas ideas muy interesantes sobre Internet y el sector público, desde diferentes perspectivas, que paso a resumir.

Por un lado, nos habló de un interesante proyecto de investigación en el que participa sobre Estrategias de promoción de ciudadanes y marcas turísticas: la aplicación de tecnología a la gestión urbana. Publicado como working paper, en este trabajo se pueden observar algunos avances de la investigación planteada, en la que se detecta la importancia de la Web 2.0 para fomentar la participación activa, la colaboración y la posibilidad de compartir conocimiento sobre los destinos, así como la aplicación de herramientas concretas como los RSS, las redes sociales, los wikis o los mash ups para generar valor añadido turístico. Junto a ello, las ciudades ponen cada vez más el énfasis en las tecnologías móviles o en la creación de ciudades virtuales, que ayudan a la ciudad física a acercarse al público objetivo.

A su vez, la Dra. Gascó nos ilustró con sus ideas acerca del desarrollo más reciente del eGobierno en diferentes facetas. Particularmente, me parecieron sugerentes sus ideas en torno a la transparencia gubernamental y la accountability, mostrando algún ejemplo de interés en la materia, como es el caso de Internet para la Rendición de la Cuentas. Se trata de un proyecto que busca fortalecer la transparencia en alcaldías, entidades gubernamentales y contralorías territoriales, mediante la implementación de un software que permite el montaje de un sitio Web, facilitando la entrega de información pública a través de Internet. Aunque brevemente, también se consideraron otras cuestiones esenciales, tales como la medición del desarrollo del eGobierno y la interoperabilidad. Tenemos ya las transparencias de la presentación en el siguiente enlace: Diapositivas_MilaGasco_GobiernoElectronico.

Anuncios

Curso Iberoamericano de Gobierno Electrónico

En breve se cierra el plazo para la inscripción en el “Curso Iberoamericano de Gobierno Electrónico (CIGE): estrategias para la implementación de la Carta Iberoamericana de Gobierno Electrónico”, que será impartido en la modalidad en línea (on line) entre el 12 de abril y el 12 de julio de 2010, de conformidad con el Programa Académico 2008-2010 de la Escuela Iberoamericana de Administración y Políticas Públicas (EIAPP) (organismo ligado al Centro Latinoamericano de Administración para el Desarrollo), y será liderado académicamente por el Instituto Nacional de Administración Pública (INAP) de Argentina. Los destinatarios son, por un lado, funcionarios o servidores públicos de alto nivel, responsables de coordinar equipos nacionales, regionales y/o locales de desarrollo de Sociedad de Información y Conocimiento (SIC) y de Gobierno Electrónico (GE), que deberán poseer títulación universitaria.

A través del curso se procura construir en común, dentro de la diversidad de escenarios regionales, conocimiento útil para implementar estrategias nacionales de desarrollo del Gobierno Electrónico centrado en el ciudadano y sus derechos. El aprendizaje colaborativo será el marco en el que docentes, facilitadores y participantes intercambiarán sus habilidades y conocimientos. En este sentido, se plantea como objetivo general capacitar, con un enfoque de gestión del conocimiento, a funcionarios insertos en planes de Gobierno Electrónico (GE) y Sociedad de la Información y el Conocimiento (SIC) de los países firmantes de la Carta para apoyarlos en la operacionalización de los principios contenidos en la Carta Iberoamericana de Gobierno Electrónico, conforme lo prescripto en el apartado E de su Preámbulo.

Sinceramente, este tipo de experiencas son fundamentales para el desarrollo del eGobierno, no sólo en el ámbito concreto de los países, sino también con una cierta perspectiva regional, más o menos coordinada. De hecho, también considero que este tipo de iniciativas tiene un impacto notable en procesos de consolidación de la interoperabilidad más allá de las fronteras nacionales, en la medida que directivos públicos y funcionarios con responsabilidad en el espacio del eGobierno desarrollan en común marcos de referencia conceptual, esquemas de funcionamiento, aplicaciones concretas y pautas de acción. Esperemos que este tipo de iniciativas se mantenga y extienda progresivamente.

Neutralidad de la Red. Un Gobierno que marque la estrategia

Si alguien me pregunta en qué han quedado las competencias del Gobierno central, Gobierno de España o Gobierno de la Nación, rápidamente le responderé que, entre las más importantes, tendría que permanecer la de pensar estratégicamente sobre algunos de los asuntos centrales de la vida colectiva. Y el futuro de la Red es uno de ellos.

Recomiendo la lectura del artículo de hoy de Juan Carlos Rodríguez Ibarra en EL PAÍS, donde expone de una manera muy notable la importancia del tema y las consecuencias que supondría el hecho de imponerse una visión que restringiera la neutralidad de la Red.

Y la pertinencia del artículo es máxima, porque el Gobierno de España no se está caracterizando, precisamente, por compartir la opinión de su compañero de partido y ex Presidente de la Junta de Extremadura. En definitiva, que no es sospechoso de querer hacer mal al Gobierno, sino de tratar de reorientar su actual postura en esta materia. Esperemos que lean el artículo con detalle.

Otra vez el TECNIMAP

Ha llegado la hora del TECNIMAP 2010, que se celebrará en Zaragoza del 6 al 9 de abril. Sí, el TECNIMAP, o Jornadas sobre Tecnologías de la Información en la Modernización de las Administraciones, ha llegado a su undécima edición. Se inició en 1989, y desde entonces se han celebrado diez ediciones en diferentes ciudades españolas. Mi impresión sobre el TECNIMAP es ambivalente. Por un lado, he pasado momentos estupendos juntos a amigos entrañables. Pero, al mismo tiempo, se siente frustración ante la percepción permanente de ocasión perdida.

Comprendo que el TECNIMAP esté orientado a mostrar avances, desarrollo, etc., de las Administraciones públicas españolas en materia TIC. De hecho, la AGE se encarga de su organización, en la que colaboran (des)interesadamente ciertas empresas del sector. Hasta aquí todo me parece razonable. Incluso el hecho de que la autocomplacencia campe a sus anchas durante las presentaciones o los stands de las diferentes organizaciones públicas y privadas que participan. Al fin y al cabo se trata de unas jornadas divulgativas, que los organizadores, si bien con dinero público, pueden orientar según estimen más oportuno.

Pero la sensación de ocasión perdida deriva de varios aspectos. Primero, no se ha aprovechado adecuadamente el TECNIMAP para articular una verdadera red de actores relacionados con la eAdministración. En otras palabras, las jornadas podrían ser un espacio para articular una dinámica sistemática de intercambio de buenas prácticas entre administraciones públicas, que facilitara las relaciones intergubernamentales (interoperabilidad). Segundo, este espacio resultaría ideal para promover una industria nacional basada en la generación de confianza y el desarrollo de proyectos sostenibles y abiertos en materia de eAdministración. Y si de paso son importantes para la ciudadanía, mucho mejor. Tercero, la ausencia de crítica y debate es indescriptible. Los investigadores profesionales y estudiosos del tema están (estamos) practicamente fuera del asunto, por lo que la posibilidad de aportar ideas para mejorar políticas públicas u orientar estrategias de acción es casi nula. No sea que alguno ofrezca alguna buena idea y tengan que ponerla en marcha.

Interoperabilidad a la española

Por fin se publicaron los esquemas nacionales de seguridad e interoperabilidad. En ambos casos a través de un Real Decreto, el viernes 29 de enero. No pretendo entrar en consideraciones jurídicas que no me corresponden. Esoty convencido de que algunos de mis colegas, como Julián Valero, Eduardo Gamero o la Red Derecho-TICs de Lorenzo Cotino, ya lo harán con sobrada solvencia. Simplemente, me hago eco de una pregunta que ya otros se habían formulado: ¿era necesario redactar un Real Decreto para esto?

Ninguno de los casos más avanzados del mundo ha necesitado una norma jurídica para dar a conocer su estrategia nacional de interoperabilidad. Precisamente, en nuestro país se olvida que los problemas de esta naturaleza no se resuelven con una apelación a un Real Decreto, sino con políticas intergubernamentales, de gobernanza o consensuadas entre diferentes niveles de gobierno. Y aunque esta norma sea el fruto del diálogo entre diferentes gobiernos, como parece que así ha sido, sigue faltando una visión de colaboración, que no se asiente exclusivamente en el temor al incumplimiento normativo, sino en la creencia compartida sobre cómo hacer las cosas bien.

En este tema hay una clara voluntad de colaboración desde los máximos niveles técnicos, quizá también políticos. En consecuencia, las administraciones públicas que no quieran sumarse al carro de la interoperabilidad, allá ellas con sus retrasos y sus ciudadanos. Me parece mucho más necesario el valor de las ideas y su difusión mediante el ejemplo, el mimetismo de experiencias aceptadas colectivamente y la atracción de las buenas prácticas que la pretendida imposición normativa. Porque además de no ser real, suele retrasar estos procesos de una manera innecesaria. Así lo ha ejemplificado esta normativa, que llega cuando otros países como Brasil (e-Ping) o Reino Unido (e-Gif)  llevan años con iniciativas de mucho calado. Así es la interoperabilidad a la española.