Nuevo libro. Nuevas tendencias en la gestión pública

La administraciones públicas se encuentran sometidas desde hace décadas a presiones intensas orientadas a mejorar su rendimiento, atender mejor las necesidades de la ciudadanía y crear valor público en entornos cada vez más digitales. En el presente libro se realiza una aproximación a nuevas tendencias en la gestión pública, considerando algunos de los temas clave emergentes en la disciplina, tales como la innovación pública, la gobernanza inteligente, las redes sociales digitales, el gobierno abierto o la participación 2.0. De ahí su título: Nuevas tendencias en la gestión pública. Innovación abierta, gobernanza inteligente y tecnologías sociales en unas administraciones públicas colaborativas.

aLibroNuevasTendenciasGestionPublica

Este libro resulta de un esfuerzo coral de un grupo de académicos, acompañados de varios directivos del sector público, orientado a conocer más sobre lo que hemos denominado aquí nuevas tendencias en la gestión pública. En particular, este libro pretende poner en valor varias líneas de trabajo emergentes en la gestión pública que disponen como nexo de fondo las importantes transformaciones sociales, culturales, económicas, políticas y administrativas derivadas del cambio de paradigma tecnológico en el que nos hallamos inmersos. Este grupo de trabajos se sitúa en la frontera de los avances en la gestión de las organizaciones públicas, adquiriendo coherencia a través de la mirada compartida que se abre en las siguientes páginas, mediante capítulos de alto valor teórico y empírico, pero también práctico. Por tanto, estamos ante un libro sobre gestión pública que analiza lo que está sucediendo en las administraciones públicas contemporáneas, desde el enfoque politológico, con el objetivo de aumentar el conocimiento sistemático sobre un ámbito de actividad esencial para nuestras comunidades políticas.

Si en el amanecer del nuevo milenio sólo algunos autores se atrevían a vislumbrar la magnitud de los cambios en marcha, ahora queda fuera de duda que nos encontramos ante un nuevo tiempo en el que Internet se convierte en el sustrato de transformaciones de calado en diversos órdenes de la vida humana, incluyendo las administraciones públicas. La gestión pública no es un espacio ajeno a los cambios en otras esferas, más bien al contrario, se trata de un escenario donde el poder político se manifiesta de una manera intensa y se relaciona directamente con  una ciudadanía protagonista principal de las políticas y servicios públicos, ejerciendo una influencia notable sobre lo que acaece en nuestro entorno. Entonces, no es posible pensar la gestión pública como un espacio ajeno a las transformaciones de esta sociedad red; o que no piense en cómo mejorar su funcionamiento operativo, a través de la digitalización de sus funciones; o que no comparta el deseo de lograr una mayor transparencia, gracias a las nuevas oportunidades para la apertura de datos públicos; o que no aspire a la colaboración de la ciudadanía, a través de las nuevas redes y plataformas sociales digitales para co-diseñar las políticas públicas y enriquecer los procesos de adopción de decisiones; o que no anhele una gobernanza más inteligente, gracias al análisis prospectivo de grandes datos y una apropiación adecuada de información sobre el comportamiento y las actividades cotidianas de las personas. Por tanto, ya no es que tengamos que plantearnos una gestión pública en la sociedad red, sino que ahora sólo cabe hablar de una gestión pública en red(es), en otras palabras, una gobernanza inteligente.

La oportunidad de este trabajo deriva de la necesidad de disponer de estudios en lengua hispana con análisis y casos derivados de realidades cercanas, si bien homologables con esfuerzos semejantes a escala internacional. El origen de estos capítulos procede de una doble fuente: por un lado, el grupo de trabajo “Nuevos Enfoques en la Gestión Pública” desarrollado en el XII Congreso Español de Ciencia Política y de la Administración (celebrado en San Sebastián, 13-15 de julio de 2015) y el grupo de trabajo “¿Hacia unas Administraciones Públicas Sociales?”, dentro del V Congreso Internacional en Gobierno, Administración y Políticas Públicas del GIGAPP (celebrado en Madrid, 29 de septiembre – 2 de octubre de 2015), que discutieron versiones previas de estos trabajos y permitieron abrir un debate rico y entusiasta, sobre las nuevas avenidas por las que transita la gestión pública contemporánea, no sólo en España, sino también de forma comparada. Así, gobierno abierto, gobernanza inteligente, redes sociales, innovación pública, transparencia, colaboración, co-producción de servicios, etc., son conceptos que abonan la senda de transformación, sin mucho menos agotarla, que se viene consolidando en la gestión pública internacional, pero sobre la que todavía se requieren análisis sistemáticos y un mayor conocimiento, que puedan servir, tanto a su encaje dentro de las ciencias sociales, como a su aplicación práctica en los gobiernos y administraciones públicas.

Por todo ello se puede afirmar que el presente libro cuenta con una nítida orientación académica, sin renunciar por ello al diálogo con los responsables políticos, el personal directivo y de gestión de las administraciones públicas, así como la ciudadanía interesada en el funcionamiento de lo público. Desde un punto de vista académico, los estudios sobre gestión pública requieren de nuevas miradas, propuestas emergentes e investigadores/as entusiastas del conocimiento centrado en el funcionamiento, las contradicciones y las tensiones inherentes en la acción de las administraciones públicas. Por ello, este trabajo se orienta, en primer lugar, a quienes se interesan por el estudio científico de la gestión en las administraciones públicas, incluyendo estudiantes de programas de grado, master o doctorado en los que se incluyen materias relacionadas con esta temática. En segundo lugar, quienes se desempeñan en labores políticas y de dirección pública también necesitan ideas y propuestas nuevas para escapar de la dictadura de lo urgente y disponer de herramientas para pensar formas diferentes de afrontar su cometido, ello en la medida que las aproximaciones realizadas así lo permiten y, además, incluyen trabajos con un carácter más aplicado, derivados de experiencias prácticas en marcha. Complementariamente, cualquier persona con interés en lo público, potencialmente cualquier ciudadano, también podría leer este trabajo aspirando a disponer de unos materiales a través de los cuales renovar su compromiso con lo público y, al mismo tiempo, adentrarse en las nuevas oportunidades (y responsabilidades) para la colaboración ciudadana en la gestión pública, así como en el diseño de mejores decisiones colectivas. De hecho, todo lo anterior adquiere coherencia cuando se sitúa a las personas en el centro, de manera que la implicación de la ciudadanía en la gestión pública resulta imprescindible en el cambio hacia un buen gobierno de lo público.

(Fuente: Introducción del libro).

Autores que participan: Javier Arteaga Moralejo / Goizalde Atxutegi Rodríguez / Joan Balcells / Gotzon Bernaola Ariño / Javier Bikandi Irazabal / J. Ignacio Criado / Mercedes Díaz García / Abraham Lira / Alberto Núñez Sabarís / Albert Padró-Solanet / Jesús Palomar i Baget / Olga Ramírez Hernández / Edgar Alejandro Ruvalcaba Gómez / Miquel Salvador / Ivan Serrano / Koldobike Uriarte Ruiz de Eguino / Rafael E. Valenzuela Mendoza / Julián Villodre de Costa.

Contenido del libro:

Resumen / Autores / Prólogo / Presentación /

Capítulo I. Gobernanza inteligente, innovación abierta y tecnologías sociales en unas administraciones públicas colaborativas. ¿Hacia un cambio de paradigma en la gestión pública? Smart governance, open innovation, and social media technologies within a collaborative public administration. Towards a new paradigm in public management? /

Capítulo II. Transformaciones en la gestión pública, condicionantes históricos y tradición administrativa: aportes de la investigación sobre el caso español al debate internacional y la literatura comparada. Change in public management, historical legacy and administrative tradition: contribution from research on the Spanish case to the international debate and comparative literature. /

Capítulo III. ¿Del gobierno digital al gobierno abierto? Iniciativas para transformar la gestión de recursos humanos con un componente tecnológico y cambio institucional. From Digital Government to Open Government? Initiatives to reform human resource management with a technological component and institutional change. /

Capítulo IV. Crowdsourcing y plataformas colaborativas en las administraciones públicas. ¿Hacia un WikiGovernment? Crowdsourcing and collaborative platforms in public administrations. Towards a WikiGovernment? /

Capítulo V.?Seguridad inteligente como herramienta para implementar el gobierno abierto en las ciudades. Smart security as tool to implementation’s open government in towns. /

Capítulo VI. Transparencia en la era del gobierno abierto. Una mirada desde las publicaciones científicas.Transparency in the era of Open Government. Insights from the scientific literature. /

Capítulo VII. La adopción y gestión de redes sociales en los ayuntamientos catalanes. The adoption and management of social media in Catalan local governments. /

Capítulo VIII. Networking del gobierno electrónico en @072CDMX para obtener relevancia en la comunidad Twitter. Networking of electronic government in @072CDMX for relevance in the Twitter community. /

Capítulo IX. Las universidades públicas españolas ante un nuevo desafío: las redes sociales digitales. A new challenge for Spanish public universities: digital social networks. /

Capítulo X. La capacitación y la formación de los empleados públicos para el uso de redes sociales y herramientas digitales. Training and formation of public servants to use social media and digital tools /

Capítulo XI. El Libro Blanco de Democracia y Participación Ciudadana para Euskadi: Un punto de partida para construir una Euskadi más participativa en los asuntos públicos. White Paper of Democracy and Citizen Participation in Basque Country: A starting point to build a more participatory Basque Country in public affairs. /

Capítulo XII. Hacia la participación ciudadana 2.0 en un marco de gobierno abierto. Análisis del caso del Ayuntamiento de Alcobendas. Citizen participation 2.0 within an open government framework. The case of Alcobendas City Council.

Anuncios

El año que vivimos Twitter…y feliz 2012

Este es el año en que Twitter se ha adentrado definitivamente en nuestras vidas. Si el 2010 apuntaba ya hacia dónde irían las redes sociales, el año 2011 lo terminó de confirmar: Twitter se ha convertido en un aglutinador de contenidos, informaciones, conversaciones, intercambios, noticias, desmentidos, confirmaciones, conexiones, así como un largo y variado etcétera. De cara a 2012 las cosas seguirán convirtiendo a esta red social en uno de los estandartes de la nueva sociedad en red. La política se adentrará cada vez más en ella. Y con ella los políticos. Pero los ciudadanos en esta ocasión van por delante. Y eso significa que nuestros representantes, los empleados públicos y todos aquellos que nos interesa la política y estamos relacionados con ella (en su estudio, análisis o comprensión), también debemos contribuir a la construcción colectiva de lo que sucede en este nuevo medio social digital.

¡¡¡Feliz Twitter a todos y todas!!!

¡¡¡Feliz 2012!!!

Incorporación al Center for Technology in Government

Desde el 1 de julio y hasta el próximo 30 de octubre estaré trabajando en el Center for Technology in Government, State University of New York, Albany. Tendré la oportunidad de desempeñarme junto a Theresa Pardo y su equipo, uno de los más prestigiosos a nivel mundial en el ámbito de la investigación sobre las diferentes dimensiones del Gobierno electrónico. Durante esta nueva etapa profesional espero disponer de más espacio para ir incorpando en este blog, así como en mi cuenta en twitter (@jicriado), todos aspectos que vaya avanzando de mi investigación sobre interoperabilidad en España y EEUU, así como las ideas en las que esté centrado en cada momento. También aprovecharé para anunciar y comentar las novedades más interesantes que se vayan produciendo en este país en torno al Gobierno electrónico. Greetings from Albany!

#15M, 22-M y más allá

Confieso que he votado. El domingo 22 de mayo estaré a miles de kilómetros de España. Pero ese no es el objetivo de esta entrada. Ya han pasado varios días desde el inicio de la movilización en torno al #15M. Ya se ha cerrado la campaña electoral para las autonómicas y locales del 22-M. Toca reflexión. A mi juicio, lo verdaderamente importante es lo que pasará después, todo ese espacio que se abre a partir del 23-M. Quizá, del diagnóstico de los principales partidos políticos pueda depender buena parte de cómo se haga política en nuestro país en los próximos años. O quizá los acontecimientos les superen. Todavía está por ver.

Lo han planteado muy bien César Calderón y Antoni Gutiérrez. Esta movilización ha demostrado la capacidad de las redes sociales para aglutinar y canalizar un descontento latente en una parte importante de la sociedad. Descontento tanto con los partidos, con la situación económica, como con el funcionamiento de algunas instituciones (bancos centrales, altos tribunales, organismos internacionales, etc.), que parecen escabullirse fuera del control democrático de la ciudadanía. Dicho de otra manera, la gente común percibe que muchas de las decisiones que se están adoptando para superar esta crisis, y que afectan a su vida de una manera muy directa, se deciden fuera de su control por instancias que parecen cada vez más alejadas, cuando no insensibles, a su situación personal. Pero ya no estamos en el siglo XX.

También hemos de afrontar ya que la Generación Y está pidiendo paso, si bien se encuentra con unas dificultades desconocidas para sus hermanos mayores (Generación X). Estos “nuevos” ciudadanos (ya mayores de edad, y más) tienen unas perspectivas vitales y demandas que, sin duda, derivan de su origen como los primeros nativos digitales, convirtiéndose en un auténtico reto para los sistemas democráticos. Por supuesto, las redes sociales canalizan su socialización, su participación y su interacción con otros, de una manera diferente ya. Si los partidos políticos y las demás instituciones no se percatan de esto van a tener serias dificultades para conectarse con ellos. Y a la larga, la brecha generacional se va a hacer todavía más profunda de lo que percibo que ya es hoy.

Independientemente de lo que suceda el 22-M, a partir del día siguiente queda mucha tarea por hacer. Los dos grandes partidos políticos de este país disponen de una oportunidad (¿quizá la última?) para renovarse de una forma profunda. Muchas de las propuestas concitadas en torno al espíritu del #15M no van a decaer aunque se abandone físicamente la Puerta del Sol, precisamente, porque manifiestan nuevas demandas y, en particular, la idea de que los intermediarios del poder político, como sucede en otros ámbitos, van a tener que demostrar muy bien su utilidad para sobrevivir dentro de esta nueva sociedad red, en la que se atisban nuevas formas de participación más fluidas, horizontales y virales. Y eso se traduce en que los partidos políticos, los gobiernos y las administraciones públicas, han de operar con más transparencia y mayores niveles de rendición de cuentas, propiciando nuevos cauces de participación y escucha activa ante la ciudadanía.

No cabe duda de que tenemos otros serios problemas que resolver en este país, pero el momento puede que sea óptimo de cara a dar un paso, aunque parezca pequeño para algunos, hacia el perfeccionamiento de nuestro sistema de gobierno. O, al menos, para que la gente se sienta más genuinamente escuchada y representada por sus gobernantes. En eso creo que todos podemos estar de acuerdo.

Una contribución (más) sobre la Disposición Sinde

En esta entrada no aspiro a realizar una contribución de calado sobre el tema de la propiedad intelectual o el futuro de Internet. Eso ya lo han hecho otros desde diferentes enfoques, aquí (contra Sinde), aquí (pro y contra) o aquí (pro Sinde). Lo que pretendo es abundar un poco en algunas de las ideas realizadas por Enrique Dans, sin entrar aquí en su visión sobre la Disposición Sinde. En concreto, me interesa plantear el potencial deliberativo que se ha puesto de manifiesto en este caso y la extensión del espacio público que se ha desencadenado durante estos últimos días.

De entrada, con independencia de las características institucionales de nuestras democracias, hay un elemento que forma parte del núcleo de nuestros Estados: la opinión pública. Autores como Habermas han dotado a la opinión pública de un valor normativo: el poder en las democracias sólo puede legitimarse y racionalizarse mediante discusiones públicas en el marco de prácticas discursivas libres. Sin embargo, la opinión pública se ha encontrado dominada por los medios de comunicación de masas tradicionales, tales como la radio, la televisión o la prensa escrita. Lo interesante es que las reglas del juego están cambiando.

La irrupción de Internet y de las redes sociales puede alterar, si no lo ha hecho ya, el tablero en el que opera la democracia. Pero, ¿qué tipo de democracia? Algunos plantean que todo esto va a desencadenar una inevitable transformación de la política, con ciudadanos que deberán ser tenidos en cuenta por los responsables políticos a la hora de tomar decisiones (como la normativa sobre las descargas y la propiedad intelectual), so pena de protestas en las redes sociales y un desgaste electoral importante. Otros sostienen que entramos en el reino de la demagogia, en el que unas elites digitalmente ilustradas disponen de los instrumentos para poner en jaque a legítimos gobiernos representativos y democráticamente elegidos, en la medida que son capaces de capitalizar un descontento difuso de unos miles (o cientos de miles) de seguidores.

El título de este blog (entre sueños utópicos y visiones pesimistas) pone a las claras el alcance de mis conclusiones. Desde mi punto de vista, sí estamos entrando en una nueva fase de nuestras democracias representativas como consecuencia de las interacciones entre Política y TIC, de la misma manera que la industria cultural tendrá que transformarse para explorar otros modelos de negocio. Lo que no tengo tan claro es el rumbo que van a seguir nuestras democracias en el futuro más próximo, precisamente, porque aquí no hablamos de modelos de negocio, sino de Poder. Y el poder político con mayúsculas se refiere al gobierno de las sociedades, a confrontar ideas, a poner en tela de juicio diferentes visiones del mundo. Por ello, en la medida en que las TIC y las redes sociales faciliten la confrontación de ideas y proyectos de sociedad alternativos, quizá se pueda hablar de un potencial disruptivo. Claro, para ello se requiere la existencia de modelos de sociedad y visiones del mundo alternativos que discutir. Y, precisamente, no es ahora el momento para dar por sentada esta premisa fundamental.

El nombre de este blog

Quiero recordar porqué este blog se llama Entre sueños utópicos y visiones pesimistas. Para ilustrarlo me remito a una noticia y un artículo de opinión aparecidos en el periódico EL PAIS durante los últimos días. La noticia era firmada por Francho Barón desde Río de Janeiro, el pasado 20 de agosto: Elecciones 2.0 en Brasil. Dentro de la misma, el autor se hacía eco de la celebración del primer debate electoral entre los principales candidatos a la presidencia de Brasil sólo accesible vía Internet, bajo el patrocinio del periódico Folha de São Paulo y el portal UOL (por cierto, interesantes datos sobre los tweets de apoyo a cada candidato durante el debate). El texto desprende un halo de optimismo inicial sobre el potencial de Internet en la política (entre sueños utópicos), que quizá se intenta maquillar después con alguna anécdota final, por decirlo de alguna manera, curiosa.

Donde ni siquiera hay maquillaje es en el artículo del profesor Enrique Gil Calvo, Lecturas en corto y ruido en la red. En este caso nos encontramos con el fenómeno contrario, es decir, un artículo preñado de ataques a Internet, los blogs, los micro-relatos, Twitter, etc. Vaya, que no queda títere digital con cabeza, es decir, nos encontramos ante visiones pesimistas sobre Internet y, también, la política. Citando al propio autor: ‘Pues leída en corto en la Red, la esfera pública queda reducida (como en Macbeth) a un cuento narrado por un idiota, lleno de ruido y de furia, que carece de significado‘. Sin duda, le agradezco haberme descubierto que las lecturas cortas son causa y efecto de la corrosión del carácter (sic.).

En suma, con permiso del profesor Gil Calvo, resumo la idea central de este blog que inspira su título en un párrafo. Entre sueños utópicos y visiones pesimistas es una postura consciente y alejada de dos posiciones deterministas sobre cómo se puede construir la relación entre Internet y la sociedad, entre Internet y la Política, entre Internet y las administraciones públicas. Probablemente, las TIC e Internet no llevarán hacia un mundo idílico. Pero tampoco provocarán resultados terribles al estilo de visiones como las de “1984” o big brother. Pensamos que las TIC e Internet no actúan de manera autónoma. Las personas y las instituciones intervienen (intervenimos) en el proceso de adopción, uso y difusión dentro de la política, de la sociedad y, por supuesto, del sector público. Ese es nuestro punto de partida.