J. Ignacio Criado Conference at CTG (SUNY-Albany)

On Thursday, October 27, 2011, 11:00 a.m. – 12:00 p.m., Center for Technology in Government (SUNY-Albany) will host the latest in a series of Research Discussions. This series provides attendees an opportunity to hear about and discuss research-in-progress on a variety of government IT topics (event Registration).

Conference abstract. Different interoperability or cross-agency e-Government projects have been deployed worldwide in recent years. Interoperability is a key enabler for information and knowledge sharing, and it is also necessary to deliver on some of the promises derived from the use of Information and Communication Technologies (ICTs) in government. This presentation pinpoints the inter-governmental system in Spain, with special focus on the federal/state layers. In so doing, it will tackle with the health policy domain. Following the framework of multidimensional capabilities for e-Government interoperability (Pardo et al., 2011), the presentation intends to profile the governance/leadership and strategic management categories of the federal-state relationships. In addition, it will profile some inter-governmental projects (statistics and data information sharing, electronic health cards, electronic records, etc.) in the Spanish health policy arena. This may shed light on and open up the discussion about the challenges and opportunities of applying health policy in a multi-level (or federal) governance system.

Anuncios

Interoperabilidad con la receta médica electrónica

Acaba de publicarse el Real Decreto 1718/2010, de 17 de diciembre, sobre receta médica y órdenes de dispensación, que es una muestra del potencial de mejora en la superación de las barreras a la eAdministración. Esta norma pretende acomodarse a lo dispuesto en la Ley 11/2007 de acceso electrónico de los ciudadanos, sobre todo, en lo que corresponde a la interoperabilidad.

Como se manifiesta en el preámbulo de esta norma, “la progresiva utilización de las nuevas tecnologías en el ámbito de la prescripción y dispensación de medicamentos y productos sanitarios, en particular mediante la introducción de la receta médica electrónica, determina la necesidad de que la normativa sobre esta materia deba ser conforme con los principios y criterios emanados de la Ley 11/2007, de 22 de junio, de acceso electrónico de los ciudadanos a los servicios públicos y disposiciones legales de aplicación, al objeto de posibilitar la creación de una red de comunicaciones que interconecte los sistemas de información de las Administraciones públicas españolas y permita el intercambio de información y servicios entre las mismas”.

La consolidación de la interoperabilidad en la política sanitaria parece ser el objetivo central de esta normativa, que ofrece una importante oportunidad de avance en la coordinación del sistema autonómico. En efecto, ha llegado el momento de profundizar en el Estado de las autonomías. Para ello es necesario el establecimiento de servicios públicos interoperables, lo cual no será posible sin el progreso hacia una cultura de colaboración entre las administraciones públicas implicadas, de cara a perfeccionar el intercambio de datos e información. Sin duda, la política sanitaria parece terreno fértil para ensayar soluciones innovadoras con las que enfrentar los retos derivados de la complejidad del modelo. Esperemos que así lo siga siendo.

Sanidad 2.0 e interoperabilidad

Aquí todavía estamos planteándonos cómo lograr recetas electrónicas e historiales médicos digitales, pero estos avances son sólo la punta del iceberg en las mejoras relacionadas con la difusión de las TIC en el entorno sanitario. Para hacerse una idea más apropiada de ello, recomiendo una visita al espacio web del National Health Service (NHS) británico, en el que aparecen algunas buenas ideas al respecto. Por ejemplo, se pueden identificar actuaciones concretas si queremos que la gente no acuda a nuestros colapsados servicios de emergencias por dolencias que no requerirían su uso (al menos en todos los casos). En todo caso, el paso hacia la Sanidad 2.0 implica una decidida participación de las personas en la atención de su propia salud, así como en la mejora de la de los demás. Y el potencial es enorme para la difusión de la filosofía 2.0 en ello.

Pero junto a la Sanidad 2.0, resulta evidente que en nuestro país tenemos un reto esencial, que consiste en la existencia de un sistema sanitario descentralizado en el que cada Comunidad Autónoma dispone de autonomía en la gestión. Personalmente, me parece una oportunidad para mejorar la gestión sanitaria, en la medida que los responsables autonómicos deberían conocer mucho mejor las necesidades y características concretas de sus poblaciones. De hecho, el Ministerio de Sanidad ha quedado adelgazado en los últimos años, aunque eso no debe significar que carezca de la capacidad de pensamiento estratégido que se espera de su actuación, así como de un papel de facilitador de actuaciones conjuntas en todo el Estado.

En todo caso, la interoperabilidad se convierte en una acuciante necesidad dentro de nuestro modelo de gestión sanitaria, incluso más que en otras áreas de políticas. Cuando hablamos de interoperabilidad no nos referimos en exclusiva a cuestiones tecnológicas, sino también a una perspectiva semántica y organizativa. Además, y todavía más importante, cuestiones de gobernanza, en la medida que se debe facilitar una actuación concertada de los agentes públicos, y los privados cuando sea preciso, de cara a ofrecer, no lo olvidemos, un mejor servicio a la ciudadanía.

Sanidad, organización y tecnología

Interesante ejemplo en la Comunidad de Madrid sobre las relaciones peligrosas entre política sanitaria, cambio en el diseño organizativo y nuevas aplicaciones tecnológicas. Toda la historia aparece aquí.

Resulta que AP-Madrid tiene la culpa. Es el nombre de la nueva aplicación que no se deja querer por los médicos de los ambulatorios. Pueden ver algunas de sus inquietudes en el siguiente blog. Y otro sitio con opiniones de afectados (sanitarios y no sanitarios).

La gran ventaja del nuevo sistema es que se encuentra centralizado, lo que permite consultar los historiales médicos desde cualquier ubicación. Se entiende que desde cualquier ambulatorio. Antes no era posible. Y algunos hablando de Sanidad 2.0.

Al final, como siempre, las TIC se convierten en las responsables de todos los males. ¿No será que quienes deberían realizar una planificación adecuada están en otras cosas? ¿Para cuándo una verdadera eSanidad, bien pensada, que ahorre dinero de todos los contribuyentes madrileños? Y, sobre todo, que mejore su calidad de vida.

Conferencia sobre eHealth 2.0

A continuación se ofrece información sobre una interesante conferencia sobre eHealth 2.0, a celebrar en París entre el 6 y 7 de abril. Lo más interesante del evento es comprobar la importancia que adquieren en este sector de políticas las comunidades de pacientes y las redes de profesionales involucradas en el proceso de la mejora de la salud de nuestras sociedades. En particular, las preguntas que proyecta el congreso son muy relevantes:

  1. How does specialized Search relate to Health 2.0? Is there life beyond Google in Europe?
  2. Are online patient communities different in Europe and across European countries?
  3. Have European doctors gone 2.0?
  4. Are personal health records being adopted by health care systems in Europe?
  5. How do European hospitals, payors and governments relate to Health 2.0?
  6. What opportunities exist for Pharma to play a bigger role in Health 2.0?

Resulta curiosa la pregunta final: Oh, and did we mention that it’s in Paris in the Springtime?