Nuevo libro. Tecnologías de Información y Administración Pública

Este año 2017 ha visto la luz un libro colectivo sobre el que no había dado cuenta aquí, aunque sí aquí y aquí. El título de este libro en el que participo como editor (junto a Ramón Gil-García, y Juan Carlos Téllez) es Tecnologías de Información y Comunicación en la Administración Pública: Conceptos, Enfoques, Aplicaciones y Resultados, y cuenta con veinte autores de distintos países de Iberoamérica, que representan algunas de las voces más autorizadas en estos temas en la región y a nivel global.

aLibroTICAAPP.jpeg

La intersección entre las TIC y las administraciones públicas, lo que se ha denominado gobierno electrónico o e-gobierno (e-government), no es algo nuevo, sino que ha venido despertando interés entre expertos, académicos y profesionales del sector público desde hace varias décadas. En este libro se pone el acento en las dos etapas más recientes de innovación tecnológica: 1) la generalización de Internet y las páginas web que ha abierto las puertas a la digitalización de muchos procesos organizacionales; y 2) la aparición de las tecnologías sociales unidas a la filosofía de la web 2.0 que están facilitando un nuevo enfoque en el sector público, cada vez más enfocado en la innovación colaborativa y posiblemente la co-creación de servicios y políticas públicas con la ciudadanía.

 

Como se puede deducir a través de los diferentes capítulos del libro, la gestión y las políticas públicas han considerado las TIC en el sector público como un medio para aumentar la eficiencia, eficacia y productividad, incluso la calidad de los servicios, la participación ciudadana o la transparencia, pero sin considerar el alcance del fenómeno en toda su dimensión. En otros términos, la intersección entre TIC y organizaciones públicas involucra factores tecnológicos, organizativos, institucionales, humanos y contextuales que resulta necesario aprehender. A partir de esa consideración es como se puede entender el potencial de la dimensión tecnológica en el sector público, de manera que pueda adquirir su papel dentro de la gestión y las políticas públicas.

 

El libro aborda temáticas muy variadas relacionadas con las TIC y las administraciones públicas. En concreto, se encuentran los enfoques teóricos y metodologías para analizar el gobierno digital, las implicaciones de los sitios web y portales de gobierno, el gobierno móvil, las redes y plataformas sociales digitales, las ciudades y gobiernos inteligentes, el gobierno abierto, la transparencia de la información pública, la democracia electrónica, la participación digital, la problemática de la inclusión digital y la banda ancha, entre otros temas de actualidad y coyuntura para la transición hacia un gobierno inteligente (smart government). Adicionalmente, es un libro que pone las bases para comprender las transformaciones en la gestión y las políticas públicas que se producirán en el próximo decenio como resultado de la incorporación de nuevos desafíos ligados a la computación en la nube, el análisis de datos masivos o el Internet de las cosas, blockchain, entre otras.

 

La publicación, editada por Infotec, es de libre acceso y se puede descargar:

https://www.infotec.mx/es_mx/infotec/tic_en_la_administracion_publica

La conversación sobre el libro puede seguirse en este hashtag: #LibroTICyAP

 

Anuncios

Licitaciones de software libre en las administraciones locales

Gracias a mi amigo David F. Barrero, acabo de descubrir la Guía de Buenas Prácticas para la Licitación de Desarrollos Libres por parte de las Administraciones Locales, publicadas por el Centro Nacional de Referencia de Aplicación de las TIC basadas en fuentes abiertas (CENATIC). Se trata de un documento interesante a través del que se pretenden superar las barreras a las que hacen frente las administraciones locales a la hora de elaborar pliegos específicos para licitaciones de desarrollos que incorporen metodologías y herramientas del software libre. Espero que resulte de su interés.

Aprovecho también para poner en valor el trabajo de una institución como CENATIC, Fundación Pública Estatal promovida por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio y la Junta de Extremadura, que cuenta dentro de su patronato con diferentes Comunidades Autónomas (Andalucía, Asturias, Aragón, Cantabria, Cataluña, Illes Balears y País Vasco), junto a algunas empresas. Este organismo subraya el potencial del software de fuentes abiertas dentro del sector público. Lo cual es muy relevante. Quizá también podría señalar el camino de un nuevo sector económico en el que nuestro país tiene capacidad para posicionarse a nivel internacional. Y más ahora que buscamos innovar para generar verdadero desarrollo económico ligado al conocimiento.

Colaborando sobre Gobierno electrónico en Iberoamérica

Me encuentro en Buenos Aires participando en la XII Conferencia Iberoamericana de Ministros de Administración Pública y Reforma del Estado (organizada por el Centro Latinoamericano de Organizaciones para el Desarrollo, la Secretaría General Iberoamericana, así como los gobiernos de Argentina y España) presentando el documento de bases para diseñar el Marco Iberoamericano de Interoperabilidad. En este proyecto he participado junto a Mila Gascó y Carlos E. Jiménez.

Dentro de la misma, se ha presentado también el Modelo Iberoamericano de Software Público para el Gobierno Electrónico. Se trata de una iniciativa liderada por Brasil que ofrece soluciones de tecnología de la información al alcance de todos. En este proyecto se encuentra en una importante fase de desarrollo y parece querer extenderse en el conjunto de la región iberoamericana. El proyecto está liderado por Corinto Meffe y Johanan Pacheco.

Resulta de interés que en un entorno como este dos iniciativas de esta naturaleza se estén discutiendo al máximo nivel político. Lo anterior significa dos cosas. Por un lado, que desde el máximo nivel político existe un genuino interés por situar el Gobierno electrónico como un ámbito clave de la innovación administrativa. Por otro lado, que existe una clara voluntad de colaboración dentro del ámbito iberoamericano en materia de Gobierno electrónico. Deseamos que esta situación se mantenga en el futuro.

Para entender la llegada del nuevo paradigma digital

Hace poco publicaba un post sobre neutralidad de la Red. Esta cuestión se enmarca dentro de algo mucho más amplio, es decir, la manera de entender el mundo digital y hacia donde camina la Sociedad red en la que vivimos. El abogado Carlos Sánchez Almeida lo explica brillantemente en una conferencia en la Universidad Politécnica de Madrid. A ella asistieron unas cuantas personas presencialmente (como se observa al final del vídeo), pero sus contenidos se han visto ya más de 125.000 veces a través de Youtube (y subiendo). Toda una metáfora de lo que él expone bajo el título ¿Libertad o propiedad? Antorchas en la biblioteca. Sólo deseo que los reaccionarios no nos terminen quemando Internet.

Pero, ¿quién teme al software libre?

Varios artículos de prensa se han hecho eco de la opinión de la International Intelectual Property Alliance. Al margen de titulares más o menos grandilocuentes como El ‘eje del mal’ del software libre o When using open source makes you and enemy of the state, lo que queda claro es que hay determinados agentes internacionales que tienen algo contra el software de fuentes abiertas y, lo que es más importante aquí, no están dispuestos a que los gobiernos lo utilicen dentro de las administraciones públicas.

Una lectura del últmo informe de la organización mencionada pone de relieve ésta y otras conclusiones. No es éste el espacio para entrar a debatir en profundidad sobre el software libre, pero sí para plantear dos de las ideas que aparecen en el mencionado informe y sobre las que conviene dar una visión opuesta: (a) ni los que usan el software libre son piratas contrarios a la propiedad intelectual, (b) ni el software libre está en contra de una industria que, como otras en la Sociedad de la Información, debería repensar cuál es su modelo de negocio.

Y claro, lo anterior se puede trasladar a las administraciones públicas. ¿Qué razones impiden aprovechar las ventajas de las fuentes abiertas allí donde aportan valor y facilitan la prestación de un mejor servicio a la ciudadanía? Desde luego, no es el camino la atención a la creación listas negras o ejes del mal, sino identificar las oportunidades de unas herramientas que, en muchos casos, pueden aliviar las inversiones a realizar en materia de eAdministración, especialmente en el ámbito local, para centrarse en lo que de verdad importa a la ciudadanía. Pero, ¿quién teme al software libre?