@policia superando a @FBIPressOffice

Mucho se ha hablado de la Policía Nacional de España en Twitter y del estilo de Carlos Fernández Guerra en las redes sociales. Reciente es la polémica sobre el transporte de porros en el aeropuerto para consumo individual o el incremento exponencial de seguidores de la cuenta @policia, que hace pocos días alcanzó los 700.000 seguidores. Esta dimensión cuantitativa se ha calibrado de una manera más clara por la comparación con la cuenta del FBI (@FBIPressOffice). Estos días la cuenta @policia está superando a @FBIPressOffice en número de seguidores. Esta dimensión cuantitativa no es lo más importante, sin embargo refleja una labor sobresaliente, teniendo en cuenta la limitación de aquélla a la comunidad de habla hispana. Hay que felicitar a Carlos Fernández Guerra por este éxito.

Lo importante de lo cualitativo. ¿Qué explica el éxito de la cuenta @policia? Se ha planteado la frescura/cercanía del lenguaje, así como la capacidad de debate/polémica, entre otros muchos factores. Aquí quiero destacar otros dos aspectos clave: comunidad y valor público. Este caso demuestra cómo es posible la creación de una comunidad en torno a la política de #seguridad, de una manera inteligente e involucrando a los colectivos implicados. Especialmente singular es la relación con los más jóvenes.

Por otro lado, este caso de éxito supone un ejemplo de creación de valor público a través de Twitter. En particular, se ha logrado la implicación ciudadana en materia de seguridad, no sólo a través de la presencia en esta plataforma social, sino también mediante acciones concretas individuales (como el retuit de una información o la denuncia mediante DM de acciones potencialmente delictivas). Así la implicación ciudadana está modificando la percepción colectiva de la seguridad pública, que se convierte en un bien que se alcanza de manera colectiva.

Adicionalmente, se ha abierto el camino sobre cómo los directivos públicos deberían implicarse en la red de política pública que gestionan a través de las tecnologías sociales a su alcance. Porque no sólo los community managers deben estar en redes sociales.

Anuncios