Tesis doctoral sobre Gobernanza de las Universidades

El pasado lunes tuve la oportunidad de formar parte del tribunal de la tesis doctoral “El Gobierno de las Universidades en España: Análisis comparativo, transformaciones recientes y adaptación al entorno“, realizada por el ya doctor Alberto Benítez-Amado, dentro del programa de doctorado en Derecho, Gobierno y Políticas Públicas (desarrollado conjuntamente por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas y la Universidad Autónoma de Madrid), bajo la dirección de los profesores Laura Cruz-Castro y Luis Sanz-Menéndez (ambos del Instituto de Políticas y Bienes Públicos del CSIC). El tribunal (Martí Parellada, Universitat de Barcelona Miguel Quintanilla, Universidad de Salamanca; Adela García-Aracil, INGENIO (CSIC-UPV), y Francisco Michavila, Universidad Politécnica de Madrid; y quien esto escribe) valoró muy positivamente esta investigación, al mismo tiempo que se realizaron comentarios de interés para mejorar el trabajo.

El contenido de la tesis es importante y se fundamenta en una labor teórica de calado, así como por un encomiable trabajo empírico, a través de la recogida de datos procedentes de fuentes diversas. En palabras del autor:

“El estudio de las universidades es un campo que cuenta con una extensa literatura teórica y empírica dónde todavía existen lagunas importantes. En los últimos años, la organización y gobierno de las universidades han adquirido importancia como objeto de estudio y también para las políticas públicas. Esta tesis tiene como objetivos generales analizar el gobierno de las universidades; explorar cómo las organizaciones académicas se relacionan con sus entornos; y describir si en ambas
dimensiones se observan patrones de homogeneidad o diversidad. Esta tesis analiza el gobierno de las universidades, en España y de forma comparada con otros países de nuestro entorno, y concretamente varias dimensiones relacionadas con la caracterización de los sistemas de gobierno vigentes en diferentes contextos, la interpretación de las coaliciones políticas que surgen, o la elección de las autoridades, en un enfoque que no es solamente sincrónico sino de carácter histórico evolutivo. Se busca entender a las universidades como organizaciones que dependen y se relacionan con el entorno, identificando y documentando la heterogeneidad en estructuras, prácticas y estrategias. La tesis doctoral integra dos enfoques: un análisis de estructuras ‐cómo se organizan y gobiernan las universidades‐, y un análisis de las relaciones de las universidades con su entorno ‐cómo responden y se ven influenciadas‐, tanto europeo como regional.”

Esta tesis doctoral destaca por el tratamiento de las universidades como organizaciones y, en ese sentido, como sistemas políticos (quizá valdría recordar aquí la idea de que todas las organizaciones son públicas, en el sentido de Bozeman). Entre los elementos más valiosos del trabajo se encuentran la categorización de los regímenes de gobierno de las universidades, así como la atención a determinadas variables políticas, incluyendo las dinámicas electorales o los mecanismos de elección de la figura rectoral. Todo ello, se une a la atención a  otras características institucionales que son esenciales para entender sus dinámicas de cambio/estabilidad. El hecho de que este trabajo también se adentre en la comparación internacional (a nivel europeo), así como la consideración de una dimensión micro, como es la respuesta que han dado las universidades a la creación del programa europeo ERC, no hacen más que reforzar y dar mayor valor a uno de los argumentos centrales de este trabajo: pese a la apariencia de homogeneidad de este tipo de organizaciones, determinadas características institucionales han abierto la puerta a ciertas innovaciones en su gestión. Por supuesto, la tesis doctoral también podría haber tratado de una manera más crítica algunas de las dolencias de nuestras universidades. No obstante, quienes se dedican a la gestión en centros de enseñanza universitaria encontrarán ideas de interés para poner en práctica (o no) en sus respectivas organizaciones.

Una buena tesis doctoral, y esta lo es, requiere de un proceso de elaboración extenso en el tiempo y una dedición enorme por quien la lleva a cabo. De hecho, la vida del doctorando se convierte en una especie de lucha continua por llegar a la meta, con costes que a veces afectan a la vida personal y familiar. Por otro lado, La dirección de una tesis doctoral (así como la participación en un tribunal evaluador) se encuentra, junto a algunas otras, entre las actividades más gratificantes de quienes nos dedicamos a tiempo completo a la educación universitaria, pese al notable trabajo que requiere. Las tesis doctorales no solo permiten conocer temas punteros que han merecido la atención de alguien durante varios años, sino que a su vez ofrecen una oportunidad única para despertar nuevos intereses o rescatar otros que estaban latentes. Por todo ello, sigo pensando que el proceso de creación de una buena tesis doctoral define un valor único, como espacio fundamental de generación de conocimiento. El estudio de las universidades como organizaciones merecía esta sobresaliente tesis doctoral.

Anuncios

Inteligencia Artificial en el sector público. Seminario con Kevin Desouza

Ayer tuve la oportunidad de compartir con el Profesor Kevin Desouza una agradable conversación sobre el futuro de los gobiernos y administraciones públicas, en torno a los sistemas autónomos, la inteligencia artificial o la gobernanza algorítmica (en un seminario dentro de la School of International and Public Affairs, Jiao Tong University, Shanghai). Kevin es una de la autoridades mundiales en el ámbito de la aplicación de la tecnología en el ámbito de las organizaciones, en general, y las administraciones públicas, en particular. Además, es autor de uno de los primeros trabajos sobre el tema que recomiendo leer a quienes se inician en este viaje sin retorno: Delivering Artificial Intelligence in Government: Challenges and Opportunities. Se trata de un trabajo en el además de incorporar algunos buenos casos en marcha, también se plantean oportunidades y retos de la inteligencia artificial en el ámbito público.

JIgnacioCriado_KevinDesouza_BoFan_2018

Según este estudio, los desafíos y oportunidades para el sector público en materia de inteligencia artificial se concentran en tres ámbitos: tecnología y datos, recursos humanos y gestión del trabajo y gestión del riesgo. Algunos de los ejemplos que se aportan proceden de la primera etapa de desarrollo de la inteligencia artificial, especialmente a través de chatbots, así como otras herramientas ligadas al procesamiento masivo de datos, pero todavía sin un impacto notable en el conocimiento, la verdadera piedra de toque en el sector público. En todo caso, el estudio deja también como propuesta un interesante modelo de madurez que culmina con un momento en que las administraciones públicas deben considerar la innovación de una manera disciplinada, es decir, el cambio continuo como parte del ADN público.

En la conversación que mantuvimos también se pusieron de relieve los dilemas éticos y legales que la inteligencia artificial trae consigo, sobre todo, en el ámbito público y en relación a su gobernanza. Diferentes organismos  ya han puesto el acento en esta cuestión, de hecho, la ITU Telecommunication Standardization Sector (ITU-T), XPRIZE
Foundation, en colaboración con United Nations (UN) International Children’s Emergency Fund, Office of the UN High Commissioner for Human Rights, UN Global Pulse, y UN Office on Drugs and Crime, acogieron la primera “Artificial Intelligence for Good Global Summit” en Ginebra (2017), con el objetivo de deliberar sobre lineamientos y recomendaciones para promover innovaciones basadas en inteligencia artificial para contribuir a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (de hecho, ya ha tenido una réplica en una segunda edición). Seguiremos trabajando sobre ello, pero en el sector público se nos acaba el tiempo para liderar el proceso y, de verdad, convertir el potencial de la inteligencia artificial en algo que mejore el bien común.

 

Ni hao, Digital and Mobile Governance Lab, Fudan University!

During the next months I will be a visiting professor at Digital and Mobile Governance Lab (DMG), Fudan University, Shanghai, one of the leading higher education institutions in China. My time at DMG will be devoted to research on the new paradigm of Smart Governance, with a special attention to the largest Chinese smart cities. I will benefit from the impressive network of scholars working with the leader of this Lab, Prof. Lei Zheng, who kindly supported hosting my research during this semester. I hope to shed some light on the understanding about the extremely interesting experiences in operation related with the utilization of smart technologies in government, mostly in Shanghai, but also in other Chinese cities. Also, this will comprise the study of the potential of emerging technologies (artificial intelligence, blockchain, data intelligence and analytics, Internet of things, or augmented reality) for the future of government and public sector organizations.

See you in Shanghai!

IgnacioCriado_LeiZheng