Sobre Costa Rica y su Gobierno Digital

Acabo de llegar de Costa Rica. Éste es un hermoso país, pequeño en extensión, al que llaman la Suiza de Centroamérica. El viaje me ha permitido adentrarme en algunas de sus maravillas, escenarios y carencias. Entre otras cosas, destaca un inusual sentido de colectividad y de arraigada institucionalidad, para los estándares de la Región. Y ello, pese a las divisiones sociales provocadas por la creciente percepción de inseguridad ciudadana y los escándalos de corrupción asociados a  algunos líderes políticos de primer nivel. No cabe duda que las brechas económicas son también reseñables.

También he descubierto un gobierno que desea explorar las nuevas potencialidades de Internet para mejorar el funcionamiento de la maquinaria administrativa, así para como facilitar la relación con la ciudadanía. Varios proyectos pretenden ofrecer avances en la eAdministración. De hecho, me parece acertado el nombre utilizado para una parte de la estrategia: Gobierno Fácil. En el caso de Costa Rica, el Gobierno Digital se convierte, más que en necesidad, en un imperativo, dado que el tamaño del sector público nacional es elevado. No afrontar el reto de unas instituciones públicas más ágiles y socialmente responsables sería poner freno a los avances sociales, políticos, económicos y culturales del país.

Más indecisos son los pasos de las municipalidades costarricenses en materia de eAdministración. La posibilidad de conversar con los responsables de la municipalidad de Escazú, me permitió conocer algo más sobre las barreras a las que se tienen que enfrentar los costarricences en su día a día dentro del ámbito local. Así como las que esquivan los propios empleados públicos para llevar adelante su labor de la mejor manera posible. Y eso que hablamos de uno de los municipios costarricenses con mejores indicadores socio-económicos. Sin duda, queda mucho por hacer. No obstante, el optimismo y la vitalidad son algunos buenos aliados del trabajo bien hecho.

PURA VIDA.

Anuncios

Entrada en vigor de la Ley 11/2007

El día 1 de enero de 2010 dejó de emitir publicidad la corporación pública RTVE. Durante las últimas semanas nos han bombardeado con la idea, por fin, hecha realidad. No ha ocurrido lo mismo con la Ley 11/2007, de Administración electrónica. En efecto, a pocos les ha parecido importar la entrada en vigor de la norma que, definitivamente, instaura una Administración digital en España. Por decreto. En este caso, por Ley. Algún medio recogió la noticia. Pero vaya, sin demasiado entusiasmo. Tampoco las propias administraciones públicas parecen haber sido muy prolijas en comentarios.

La realidad es tozuda y mucho me temo que los cambios organizativos van a ser irrelevantes, al menos, de momento. Hasta ahora, y desde una perspectiva personal, poco había comentado acerca de esta norma, ni aquí, ni a través de otros medios. De momento, plantear que nuestra Administración va a ser digital a partir de ahora resulta, cuando menos, un tanto aventurado. El trabajo en red y la colaboración entre agentes internos y la ciudadanía va más allá de lo dispuesto en una norma jurídica, por mucho que se pueda intepretar como un primer paso necesario.

No todo tiene que ser malo. Si vemos la botella medio llena, quizá podamos centrarnos en un hecho que sí es incuestionable: se acabaron las excusas, las quejas, los cuestionamientos. Ahora sí que sí. La Ley así lo exige. La función pública tiene que responder a un reto ineludible. Y cuando digo función pública me refiero a quienes trabajan de una otra manera en las diferentes administraciones públicas españolas. A todos y todas, desde los políticos y directivos públicos al personal de contacto directo con los ciudadanos, corresponde abordar adecuadamente la innovación que supone el proceso de generar una Administración en red o Administración red, como se prefiera. Bienvenida, Ley 11/2007, de 22 de junio, de acceso electrónico de los ciudadanos a los Servicios Públicos. Y que sirva de algo.

Felicitaciones para el 2010

Ya va llegando el 2010 y todos queremos felicitarnos por ello. Aprovecho para transmitir desde aquí mis mejores deseos para este nuevo año. Espero que sea excelente en todos los ámbitos imaginables: salud, trabajo, amor…

En el mundo de la política también gusta felicitar. Ahora se utiliza Internet para ello. A continuación os dejo las felicitaciones de dos políticos que se encuentran en la oposición: Mariano Rajoy (PP) y Tomás Gómez (PSOE). La segunda me parece más personal. Pero para gustos colores, que diría la primera.

http://www.pp.es/pp-tv/felicitacion-mariano-rajoy_378.html

http://www.tomasgomez.org/wordpress/index.php/felicitacion-navidena/

Sea a través de vídeo digital o tarjeta electrónica: ¡¡¡Feliz 2010!!!

Revistas sobre eAdministración

La información sobre eAdministración en la Red es abundante. Sin embargo, alguien que quiera conocer sobre este tema de una manera más exhaustiva, quizá necesite saber dónde encontrar estudios e investigaciones solventes sobre la materia. Si hablamos de Ciencias Naturales, Science o Nature son las revistas de referencia. ¿Qué sucede con la eAdministración? ¿Dónde debemos ir si queremos indagar en lo último que se está trabajando en este ámbito? ¿Existen publicaciones punteras que todo el mundo referencia? Voy a lanzar algunas ideas sobre ello.

Salvando las distancias con Science o Nature, sí existen algunas revistas internacionales que publican con regularidad artículos sobre el fenómeno de las TIC en los gobiernos y Administraciones públicas. A continuación, menciono las más habituales y citadas por los académicos y estudiosos a nivel internacional: Electronic Government. An International Journal (EG); Electronic Journal of Electronic Government (EJEG); Government Information Quarterly (GIQ); Information Polity. An International Journal of Government and Democracy in the Information Age (IP); International Journal of Electronic Governance (IJEG); International Journal of Electronic Government Research (IJEGR); Journal of Information Technology and Politics (JITP); y Policy & Internet (PI). Puedo decir algunas cosas sobre ellas. La mayoría tiene menos de cinco años de existencia (salvo GIQ e IP). Todas ellas comparten origen anglosajón, a un lado u otro del Atlántico. En general, contienen artículos con experiencias locales, regionales, nacionales o comparadas sobre diferentes vertientes de la eAdministración. En algunos casos el interés se amplía a cuestiones como la representación y la democracia digital (IP), las TIC en el comportamiento político y electoral (JITP) o las políticas públicas en un entorno digital (PI).

Desafortunadamente, hay dos rasgos que, salvo alguna excepción, todas ellas comparten: (1) las publicaciones de autores españoles o sobre experiencias españolas son muy escasas; (2) no son revistas de acceso abierto a través de Internet. Por un lado, la activa comunidad española que trabaja sobre el fenómeno de la eAdministración, así como las numerosas experiencias de interés en nuestro entorno administrativo, no tienen su correspondiente presencia en estas revistas. Aquí debemos entonar un claro mea culpa. Por otro lado, resulta llamativo que estas publicaciones, muchas de las cuales recogen estudios e investigaciones financiados con recursos públicos, no ofrezcan sus contenidos en abierto. Sólo a través de una (costosa) suscripción (al alcance de universidades y centros de investigación) es posible acceder a este conocimiento. ¿No parecen situaciones mejorables?

Hoy quiero hablar de mi libro

Sí. Hoy quiero hablar de mi libro. Aunque sea brevemente. Y lo quiero hacer porque este blog toma su nombre del mismo: Entre Sueños Utópicos y Visiones Pesimistas. Las TIC e Internet en la Modernización de las Administraciones Públicas. Lo acaba de editar el Instituto Nacional de Administración Pública y se puede adquirir a través de Internet.

Ese título ya lo incluí en un artículo que vio la luz hace varios años en una revista mexicana de elevado interés para aquellos que nos dedicamos al estudio e investigación de las administraciones públicas: Gestión y Política Pública. Quise rescatarlo porque para mí encarna toda una etapa de vida profesional y, porqué no decirlo, personal.

Finalmente, agradezco muy especialmente la cobertura de dos blogs liderados por buenos amigos: Administraciones en red y Derecho, Tecnología y Modernización Administrativa. Espero hablar sobre ellos en breve. También es posible que se realice una presentación del libro en algún momento no muy lejano. Informaremos.

Premios europeos de eAdministración

Ya conocemos los ganadores de la cuarta edición de los European eGovernment Awards. Independientemente de los ganadores o finalistas, me detengo en la experiencia en sí misma. De entrada, animar a las administraciones públicas para que compartan sus buenas prácticas de eAdministración parece positivo. Este año han respondido más de 250 administraciones de la mayoría de los países de la Unión Europea. 52 casos obtuvieron el pase a la exposición final en Malmö (Suecia). Allí se conocieron las administraciones premiados en cada una de las cuatro categorías: eGovernment supporting the Single Market; eGovernment empowering citizens; eGovernment empowering businesses; y eGovernment enabling administrative efficiency and effectiveness.

Conocemos poco sobre las motivaciones que llevan a las administraciones públicas a participar en esta convocatoria de premios. Quizá menos sobre las razones que llevaron a su creación. Lo que sí sabemos es que se trata de un proceso enmarcado dentro del i2010 eGovernment Action Plan de la Unión Europea. Eso nos dice que son una parte de una estrategia más amplia para promover una eAdministración más o menos común, o con unos rasgos más o menos europeos. Sin embargo, uno tiene la percepción de que esto no está del todo claro y que los responsables de los casos lo único que buscan es un poco de publicidad. Incluso a pesar de los intentos realizados desde la institución que ha liderado el proceso, el Center for European Public Administration (CEPA) y su directora Christine Leitner.

Al margen de ello, el intercambio de buenas prácticas es una buena manera de aproximarnos a lo que hacen otros. Muchas administraciones públicas europeas generan experiencias interesantes que quizá servirían, con una adecuada contextualización, en otros países. Sin embargo, la realidad es que muchas de esas experiencias son desconocidas. Y ahí es donde un proceso bien organizado de premios (o de intercambio de buenas prácticas, tal y como sucede en ePractice.eu) se convierte en un instrumento para ofrecer mayor visibilidad y transferir ideas. En definitiva, para compartir conocimiento e innovación. Deseamos larga vida, y todavía mayor participación, para estos premios en el futuro.

El mensaje del despertar

Con este blog deseo devolver parte de lo que los blogs me han dado. Eso mismo dije hace unos años cuando inauguré mi primera página web. Entonces también deseaba devolver parte de lo que la web me había aportado. Dije entonces que mis investigaciones no serían lo mismo sin la web. Ahora no serían lo mismo sin los blogs. Pero ahora los blogs han cambiado las cosas. En lo esencial, el mensaje de bienvenida es parecido. Lo que de verdad ha cambiado es cómo nos relacionados en Internet. Ahora hacemos muchas más cosas. No sólo nos comunicamos, construimos participando durante el proceso de comunicación.

Entre sueños utópicos y visiones pesimistas es una postura consciente y alejada de dos posiciones deterministas sobre cómo se puede construir la eAdministración. Probablemente, las TIC e Internet no llevarán a las administraciones públicas hacia un mundo idílico. Pero tampoco provocarán resultados terribles al estilo de visiones como las de “1984” o big brother. Pensamos que las TIC e Internet no actúan de manera autónoma. Las personas y las instituciones intervienen en el proceso de adopción, uso y difusión dentro del sector público. Ese es nuestro punto de partida.

Con este blog inauguro mi propia contribución a las Administraciones Públicas y los retos y oportunidades ligados a las TIC e Internet. Siempre en algún punto intermedio entre sueños utópicos y visiones pesimistas. Usaremos un estilo que pueda llegar a todos y todas, en la medida que también la innovación, la mejora y la calidad de las administraciones públicas se pueden contar de forma accesible a cualquiera. Aportaré desde la integridad de los contenidos y la veracidad que yo pueda ser capaz de ir construyendo con el tiempo. Deseo que disfruten participando de este blog, al menos, en la misma medida que yo mismo mientras les presento nuevas ideas para construirlo juntos.