Felices Fiestas

Aprovecho la felicitación de la Universidad donde desarrollo mi actividad, Autónoma de Madrid, para felicitar las fiestas a quienes me leen aquí o simplemente han compartido parte de este año conmigo.

FelicitacionAno2019

Como viene siendo habitual, este año ha sido especialmente intenso en investigación, docencia, gestión y transferencia de conocimiento a la sociedad, también en otras actividades fuera del mundo académico (también he creado mi primer MOOC). Para mí, este ha sido un año marcado por mi estancia en Shanghai, dentro del Mobile and Governance Lab, Fudan University durante este semestre. Esta etapa me ha abierto las puertas a algunas de las realidades que están sucediendo en este país y que marcarán la agenda en otros contextos pronto, sobre todo, la gobernanza de la inteligencia artificial (AI-mediated governance or algorithm-mediated governance), con su referente en el Social Credit System, que tanto dará que hablar, así como su previsible predominio de futuro, aunque dentro de un entorno con varios modelos de desarrollo de Internet.

También ha sido un tiempo en el que otros temas se están reconfigurando, especialmente, las redes sociales. Las redes sociales nos han dejado con algunas noticias inquietantes relacionadas con Facebook y Cambridge Analytica, que descubrieron al mundo que las tecnologías se pueden usar para hacer cosas buenas, pero también para lo contrario. En algunos casos se ha llegado a hablar de cerrar perfiles y migrar a otras redes sociales, pero parece que la cuestión es algo más complicada, sobre todo, si no se entiende que el problema de algunas plataformas sociales es un modelo de negocio basado en una utilización inadecuada de los datos personales.

De hecho, todo ello está teniendo un creciente impacto en el futuro y en cómo utilizaremos las redes sociales en los próximos tiempos. Aquí hay algunas posibles agradables sorpresas, como el incremento del uso de LinkedIn, el retorno de lo auténtico  (confianza en amigos, familiares y referentes cercanos) frente a la plataformas sociales dominadas por intereses espurios y la creciente crisis de credibilidad de los intermediarios, acompañado del predominio de lo efímero (stories) o espacios (comunidades o grupos) donde compartir de una manera más privada intereses o conversaciones. De alguna manera, todo ello nos muestra una crisis de crecimiento de las redes sociales, así como de nuestra confianza en ellas, volviendo en cierta medida a los orígenes, después de una etapa de crecimiento indiscriminado: más valor, cercanía y transparencia a cambio de atención y datos.

Por nuestro lado, hemos seguido mostrando a la sociedad que los aspectos positivos de las redes sociales se pueden aprovechar desde los gobiernos y administraciones públicas. Más allá de opiniones impresionistas, nuestro trabajo se ha orientado a aportar evidencias sobre los fenómenos acerca de los que hablamos también en otros espacios (o aquí). Las redes sociales siguen estando presentes en la actividad de gobiernos y administraciones públicas, a veces no con la orientación que sería deseable, pero con algunos casos de referencia que las orientan a una lógica de servicio público y generación de comunidad. En todo caso, resulta necesario seguir conociendo la evolución de este fenómenos y su relación con temas como la transparencia o el uso adecuado de los algoritmos. De hecho, las redes sociales son una experiencia mediada por los algoritmos y la creciente conexión con la inteligencia artificial será una pauta en el futuro.

El próximo año seguiremos contando estos y otros temas que puedan ir apareciendo en el horizonte. Esperamos que el nuevo año nos traíga muchas sorpresas positivas y la inspiración para pensar nuevas preguntas valiosas sobre el mundo que está por venir.

Os deseo unas muy felices fiestas.

 

Anuncios

Big data, sentiment analysis y administraciones públicas en redes sociales digitales

Acabamos de publicar el estudio “Big Data y Administraciones Públicas en Redes Sociales. Un Estudio de las Comunidades Digitales de los Ayuntamientos Españoles“.  Este trabajo, basado en unPortada_NovaGobAcademia3a investigación más amplia, propone explorar cómo utilizan las administraciones públicas locales las redes sociales digitales desde la perspectiva del análisis de las comunidades de actores que interactúan con ellas y el sentimiento identificado en los contenidos publicados por ellas. Como mencionamos en el resumen ejecutivo del trabajo, “las RSD son una de las innovaciones más extendidas en las administraciones públicas durante los últimos años. Al mismo tiempo, se trata de herramientas de interacción ampliamente usadas por la ciudadanía (independientemente de los problemas de brecha digital todavía existentes en diversos sectores de población). Por ello, resulta sorprendente la limitada atención a una dimensión clave para la Gestión Pública: las comunidades de actores que interaccionan con las administraciones públicas a través de las RSD. Este documento pretende ofrecer una aproximación a este fenómeno dentro del ámbito local, a través del análisis de grandes datos disponibles dentro de la plataforma social Twitter, además de complementarlo con el análisis del tono empleado para relacionarse con la ciudadanía. A través de los casos analizados se pretenden extraer conclusiones y, sobre todo, ideas prácticas que resulten de interés para el personal que lidera y gestiona el despliegue de las RSD en organizaciones públicas“. Con estos ingredientes, este trabajo es pionero en España, y me atrevería a decir a nivel internacional, ya que existen poco estudios de este tipo que ofrezcan evidencias y combinen el análisis de contenidos y de comunidades digitales (tal y como sugiere Mergel (2017) recientemente).

Este trabajo plantea la necesidad que tienen las administraciones públicas de pasar de las palabras a los hechos en términos de análisis de lo que hacen en redes sociales en Internet. Durante los últimos años hemos observado un proceso de experimentación creciente con la apertura de perfiles en diferentes plataformas, la gestión en departamentos especializados en la materia, la consolidación de la figura de los gestores de comunidades digitales, etc. Sin embargo, la capacidad para evaluar lo que sucede en las redes sociales digitales no se ha desarrollado en la misma medida. Eso es especialmente evidente en el plano del estudio de las comunidades en redes sociales, el eje sobre el deben actuar las estrategias de las administraciones públicas en este nuevo ámbito de relación con la ciudadanía.

Esperamos que el estudio también tenga interés desde una perspectiva aplicada, ya que más allá de consideraciones impresionistas o basadas en “experiencias personales”, es necesario recurrir a datos y evidencias para adoptar decisiones adecuadas y facilitar mejoras crecientes en el uso de las plataformas sociales en el sector público. Adicionalmente, también es importante ir más allá de los enfoques basados en la mera contabilidad de seguidores e interacciones, para centrarse también en las comunidades de actores que giran en torno a las administraciones públicas en RSD. Este trabajo se ha centrado en un grupo seleccionado de casos dentro del sector público local, sin embargo, algunas de las conclusiones alcanzadas, así como las recomendaciones, son también aplicables a otros niveles de gobierno, así como dentro de diferentes ámbitos del sector público.

[Este estudio se ha beneficiado del apoyo del Programa S2015/HUM-3466 NEW TRUST-CM (Comunidad de Madrid y Fondo Social Europeo) y del Proyecto Gobernanza Inteligente de las Redes Sociales Digitales en las Administraciones Locales de la Unión Europea. Estrategias de Implementación, Factores de Éxito y Modelos de Servicio Público en España, Países Bajos, Reino Unido y Suecia, realizado con la Ayuda Fundación BBVA a Investigadores y Creadores Culturales 2016. También se agradece el apoyo del equipo de NovaGob.Lab y del Departamento de Ciencia Política y Relaciones Internacionales de la Universidad Autónoma de Madrid. Asimismo, mostramos nuestra gratitud al soporte técnico brindado por el Instituto de Ingeniería del Conocimiento, Universidad Autónoma de Madrid, así como Mariluz Congosto, creadora de T-hoarder].

Evaluacion del I Plan de Acción de Gobierno Abierto del Ayuntamiento de Madrid (2ª parte)

Acaba de completarse el ciclo del I Plan de Acción de Gobierno Abierto del Ayuntamiento de Madrid de la Alianza para el Gobierno Abierto (OGP por sus siglas en inglés) con el cierre de su evaluación (se puede encontrar aquí).[1] La ciudad de Madrid fue seleccionada como parte del proyecto piloto para gobiernos locales de la AGA en 2016. Finalizada la evaluación de todo el proceso, podemos afirmar que Madrid se encuentra entre las entidades que registran un mayor avance en la apertura de las prácticas gubernamentales, comparándola con las otras 14 de carácter sub-nacional que participan en la AGA, si bien se recomienda una mayor colaboración con actores de la sociedad civil en la elaboración e implementación de los compromisos. A continuación, destaco algunos de los resultados más sobresalientes de la evaluación, las oportunidades de mejora, así como impresiones personales sobre el futuro del Gobierno Abierto en Madrid.

Captura de pantalla 2018-10-23 a las 6.13.05

De entrada, hay que plantear algunas ideas sobre el proceso de evaluación en sí mismo, dado que es un marco con algunas rigideces formales. La evaluación cubre el proceso de formulación del plan (últimos meses de 2016), así como el proceso de implementación desde el 1 enero al 31 diciembre 2017. El documento elaborado refleja una evaluación que sigue los parámetros del MRI-AGA, teniendo en cuenta de manera concreta los cinco compromisos establecidos por el Ayuntamiento de Madrid en su primer plan de acción: (1) creación de un registro de lobbies obligatorio; (2) creación de un nuevo portal de transparencia del Ayuntamiento de Madrid; (3) desarrollo de los presupuestos participativos; (4) extensión de la política de participación ciudadana; y (5) desarrollo de mecanismos eficaces de normativa colaborativa. Como se deduce de su redacción, los objetivos seleccionados inicialmente por el Ayuntamiento de Madrid son muy abiertos y ambiciosos y, como se indicó en el informe inicial de evaluación, no fácilmente mensurables para un evaluador externo.

Respecto de cada uno de los compromisos se ha evaluado su nivel de especificidad, relevancia a los valores de la AGA, impacto potencial, nivel de cumplimiento, así como si se avanzó en la apertura del gobierno (ver Tabla 4. Resumen de la evaluación del progreso por compromiso’ del Informe de evaluación del IRM). A partir del contenido del documento de evaluación, se puede destacar que “todos los compromisos representan una apertura en las prácticas gubernamentales, así como una manera diferente de entender la participación ciudadana, otorgando mayor énfasis a su dimensión directa, individual y por medios telemáticos, lo que se ha denominado democracia directa por parte de los responsables del Ayuntamiento de Madrid”. Así, los cinco compromisos se centraron en el Área de Participación Ciudadana y Transparencia (y Gobierno Abierto) del Ayuntamiento, que ha liderado todo el proceso. Sus principales implicaciones se desarrollan a continuación.

Entre todos los compromisos, dos tienen que ver con la transparencia y otros tres con la dimensión de la participación ciudadana. En el primer caso, la existencia de un registro de lobbies tiene incidencia en los procesos de adopción de decisiones públicas. No sólo se abre la puerta a mejorar la trazabilidad del proceso de toma de decisiones, sino que también, en este caso, se ha definido un sistema de promoción (vía telemática) que puede superar algunas de las limitaciones que estos registros tienen en otros contextos. Junto a ello, la ambición del portal de datos abiertos del Ayuntamiento de Madrid no sólo ha permitido el cumplimiento normativo de su Ordenanza de Transparencia (ya de una ambición importante), sino que también, la apertura de más de 300 conjuntos de datos debería ser el primer paso para que la ciudadanía, así como otros actores de la ciudad (incluyendo empresas, organizaciones de la sociedad civil, periodistas, académicos, etc.) puedan conocer mejor todo lo que acontece en su ciudad, así como involucrarse en las decisiones públicas con una información de mayor calidad.

Los otros compromisos han estado relacionados con la innovación en la participación ciudadana. Sobresale la utilización de la plataforma web DecideMadrid, convertida en referente internacional, y por la que el Ayuntamiento de Madrid ha recibido un premio de Naciones Unidas.[2] A través de ella se han fortalecido los presupuestos participativos, que han experimentado un aumento de la cantidad directamente decidida a través de la votación directa de la ciudadanía (100 millones de euros en 2017), además de lograr el establecimiento de un sistema de seguimiento de los proyectos hasta su ejecución, tal y como se ha evidenciado en distintos casos concretos. Adicionalmente, en materia de participación ciudadana también cabe destacar la mejora del sistema de normativa colaborativa, es decir, la participación de la ciudadanía, a través de la web DecideMadrid, en el proceso de elaboración de la normativa que posteriormente debe aprobar el Ayuntamiento, abriendo estas dinámicas participativas a más sectores de población.

Por otro lado, el informe contiene un apartado con recomendaciones para mejorar el futuro plan de acción del Ayuntamiento de Madrid. Esas cinco recomendaciones se refieren tanto a algunas cuestiones ligadas con el proceso de creación del plan de acción, los actores involucrados en el proceso de creación y su implementación, así como la naturaleza misma de los compromisos a adquirir. Cada una de ella se considera como una oportunidad de mejora de cara a un nuevo plan de acción. Las cinco recomendaciones son las siguientes:

  • 1. Ampliar y potenciar el alcance de la participación de la ciudadanía en todo el proceso de definición, diseño, implementación y evaluación del plan de acción.
  • 2. Dotar de mayor presencia a diferentes áreas del gobierno municipal a través de espacios/foros multi-área o inter-administrativos.
  • 3. Profundizar en los mecanismos de evaluación dinámica de los compromisos y asociarlos a la rendición de cuentas.
  • 4. Incrementar la diversidad temática de los compromisos, poniendo el acento en los que afectan directamente la calidad de vida de las personas que residen en la ciudad, alineando el Gobierno Abierto con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).
  • 5. Institucionalizar el gobierno abierto como política pública municipal, más allá del proceso piloto subnacional de la AGA.

Las cinco recomendaciones se desarrollan en el documento de evaluación con ideas sobre el futuro del Gobierno Abierto en Madrid (algunas de las cuales, se atienden ya en el II Plan de Gobierno Abierto de Madrid 2018-2020). Por ejemplo, se habla de extender la convocatoria ciudadana a una cantidad mayor, y más variada, de colectivos y organizaciones de la sociedad civil. También se plantea la necesidad de crear e institucionalizar un mecanismo de colaboración entre diferentes áreas del Ayuntamiento para compromisos que requieran de cooperación inter-departamental. Asimismo, junto con el establecimiento de compromisos que puedan ser verificados a través de indicadores e hitos mensurables, también se sugiere el establecimiento de un mecanismo de evaluación dinámica a lo largo del proceso de implantación del plan de acción, en línea con una mejor rendición de cuentas. Adicionalmente, se habla de la posibilidad de desarrollar una estrategia nítida orientada a alinearse con los ODS, centrándose en temáticas concretas de calado para la ciudad y, especialmente, cuestiones que se identifican como principales problemas para la ciudadanía, tanto en sugerencias y reclamaciones, como en las encuestas que realiza el propio Ayuntamiento.

A nivel personal, desde la perspectiva de futuro sobre el Gobierno Abierto en Madrid, me gustaría destacar aquí la importancia de su institucionalización como política pública municipal, más allá de los compromisos con la AGA en sus planes de acción. Si identificamos institucionalizar con cambiar los procesos (formales y no formales), rutinas, formas de hacer las cosas, símbolos, etc., lo anterior significa que la consolidación del Gobierno Abierto dentro de la organización de gobierno municipal y la ciudad en su conjunto requiere innovar en procesos y con personas, pero también con nuevos valores y tecnologías más inteligentes, independientemente de personas electas y directivas, así como de los cambios políticos que se puedan producir. En otras palabras, a pesar de que se pueda considerar satisfactorios los avances en materia normativa, tecnológica y procedimental, es fundamental extender el Gobierno Abierto y lograr que la transparencia, rendición de cuentas, participación y colaboración atraviesen el conjunto de las políticas públicas locales, reforzando su irreversibilidad.

Adicionalmente, el futuro del Gobierno Abierto requiere formación y sensibilización, tanto dentro de las administraciones públicas, como entre la ciudadanía. La formación del personal que trabaja dentro de diferentes ámbitos del sector público es fundamental, no sólo para dotar de nuevos conocimientos y habilidades sobre las temáticas de transparencia o participación ciudadana (que preocupan, y a veces, generan inquietud entre el personal público), sino también para aumentar la complicidad con quienes implementan Gobierno Abierto y desean un cambio cultural necesario para llevarlo a cabo, así como promover un mayor sentido de cercanía con la ciudadanía.

Unido a ello, la sensibilización de la ciudadanía en materia de Gobierno Abierto es clave ya que es colaboradora necesaria en la transformación de las ciudades y, sobre todo, la mejora de los procesos de adopción de las decisiones públicas, de cara a resolver los problemas comunes en sociedades cada vez más complejas. Este aspecto, en definitiva, representa el horizonte del Gobierno Abierto, así como la aspiración de cualquier sociedad de contar con un Buen Gobierno y una Gobernanza Inteligente.[3] De ello depende, en no pequeña medida, el futuro de nuestras democracias.

[1] He tenido la oportunidad de desarrollar esta actividad evaluadora durante más de un año de intenso trabajo y la colaboración de todo el equipo del Mecanismo de Revisión Independiente (MRI) de la AGA, al que deseo dar las gracias por todo el apoyo recibido (especialmente a Gustavo Pérez Ara).
[Este post se publicó originalmente en el blog de la Open Government Partnership]

 

Educación en Gobierno Abierto #EduGobAbierto

La necesidad de incorporar la noción de Gobierno Abierto en el ámbito educativo se hace cada vez más evidente, al mismo tiempo que se populariza el término en la Gestión Pública. Durante los últimos años, el concepto Gobierno Abierto ha acompañado el debate sobre la mejora y transformación de gobiernos y administraciones públicas de todo el mundo. En concreto, los pilares de la transparencia, rendición de cuentas, participación ciudadana y colaboración, (tal y como se han planteado desde la Alianza para el Gobierno Abierto) se han vuelto a descubrir en un tiempo de digitalización creciente de los servicios públicos, redes sociales en Internet gubernamentales, así como de difusión de valores de la web 2.0 en la sociedad.

EduGobAbierto_Banner_1280x720.png

Durante estos últimos meses he trabajado intensamente junto a Vicente Pastor (dentro del Grupo de Investigación en Innovación, Tecnología y Gestión Pública, IT_GESPUB) en los contenidos del curso MOOC Educación en Gobierno Abierto (#EduGobAbierto), que todavía se encuentra abierto para nuevas inscripciones. Este curso está promovido por la Dirección General de Gobernanza Pública (Ministerio de Hacienda y Función Pública) y forma parte de uno de los compromisos del Gobierno de España en el III Plan de Acción de Gobierno Abierto (2017-2019). En su producción ha contribuido de manera muy generosa el equipo de Instituto Nacional de Tecnologías Educativas y de Formación del Profesorado (INTEF), que cuenta con una profesionalidad y amabilidad extraordinarias. A ambas instituciones agradezco todo el apoyo y soporte material y de conocimiento brindados.

(Trailer del MOOC: https://www.youtube.com/watch?v=dFBnUNihneI)

 

Junto a ello, me gustaría compartir aquí la presentación de la primera Guía Didáctica en Gobierno Abierto. La guía didáctica Gobierno Abierto tiene como finalidad acercar al alumnado de Educación Secundaria Obligatoria (después de vendrán las de primaria y bachillerato) los valores y principios del Gobierno Abierto haciéndoles partícipes del proceso de cambio que nos permita construir entre todos un Estado más abierto y responsable. Con todo ello se permite desarrollar por primera vez acciones docentes en materia de Gobierno Abierto desde etapas educativas tempranas, así como promover los valores de apertura, colaboración y participación al conjunto de la sociedad.

EduGobAbierto_GuiaDocente

 

Discurso de Agradecimiento Premio Julián Marías 2016

Debajo reproduzco mi discurso de agradecimiento por el Premio Julián Marías Humanidades y Ciencias Sociales 2016 (investigadores menores de 40 años). En la fotografía, aparezco con los otros tres galardonados el día de la ceremonia (miércoles 20 de diciembre de 2017): la investigadora del área de materiales en el IMDEA Patricia Horcajada Cortés, el catedrático de Historia de la Ciencia de la UAM y académico de la Real Academia Española, José Manuel Sánchez Ron, y el catedrático de Física Teórica de la UAM, Luis Enrique Ibáñez Santiago (en el centro el consejero de Educación e Investigación Rafael van Grieken). Muchas gracias por todas vuestras felicitaciones y muestras de cariño y afecto. aFotoPremioJulianMarias2.png

Excelentísimo Sr. Consejero de Educación e Investigación, autoridades políticas, Rector Magnífico de la Universidad Autónoma de Madrid, Presidenta del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, autoridades académicas, colegas de diferentes universidades, amigos, amigas, querida familia.

Muchas gracias a la Comunidad de Madrid y al Jurado que me ha honrado con la concesión de este premio.

Alguien dijo que escribir un discurso de 5 minutos es más difícil que escribir un discurso de 5 horas. Por suerte para ustedes, el discurso de 5 horas lo tuve que dejar en casa (…) Como pueden imaginar, no ha sido fácil resumir en 5 minutos todos los agradecimientos, emociones y afectos vividos durante estos años. Voy a intentarlo.

No les voy a engañar. Cuando inicié mi carrera investigadora jamás imaginé que hoy estaría aquí, recogiendo este Premio. Pero lo que de verdad no imaginaba entonces, es que hoy, mi vocación por la Ciencia permanecería intacta e, incluso, se incrementaría como lo ha hecho.

Como sugería Max Weber en su obra La Ciencia como Profesión, los que nos dedicamos a ella no debemos ejercerla como un sacerdocio, especialmente en las Ciencias Sociales, sino apegados a la búsqueda de la verdad, desde la honradez intelectual y conociendo todas las limitaciones del ser humano.

Hoy apelo a ello, para renovar aquí mi compromiso con la Ciencia, la Investigación y la Universidad con mayúsculas. Un compromiso que agradece el apoyo de la sociedad y apela a quienes toman decisiones en nuestros gobiernos, para que asuman con mayor determinación si cabe, los desafíos de gestionar la Investigación y apoyar las Universidades Públicas, en un contexto cada vez más complejo y globalizado.

Por otro lado, si mis datos no me engañan, que saben ustedes que a los datos a veces hay que torturarlos hasta que hablan, tengo el honor de ser el primer politólogo, o mejor dicho, el primer investigador en Ciencias Políticas y Administrativas, que recibe el Premio Julián Marías. Que las Ciencias Políticas y Administrativas se encuentren hoy representadas aquí, a través de mí, me llena de una íntima satisfacción, no lo puedo negar.

Pero se preguntarán ustedes: ¿para qué sirven las ciencias políticas cuando no se es capaz de predecir los resultados electorales? Eso mismo me pregunté yo hace años. Por ello, comencé a trabajar con unas criaturas, quizá menos caprichosas que los votantes, es decir, las organizaciones, y en particular, las organizaciones públicas, donde también se producen fenómenos relacionados con el PODER, objeto de estudio de nuestra querida Ciencia.

Así, he dedicado toda mi carrera hasta ahora al estudio científico de las organizaciones públicas: cómo se gestionan, cómo se toman decisiones dentro de ellas, y en particular, cómo se transforman como consecuencia de esa otra criatura compleja que es Internet.

Herbert A. Simon, insigne científico social y primer politólogo que recibió el Premio Nobel de Economía, ya habló en un poco conocido artículo de 1973 (Appplying Information Technology to Organizational Design) sobre las implicaciones de la aplicación de la tecnología de información en el diseño de las organizaciones.

Desde entonces, muchos científicos sociales nos hemos dedicado a esa misma tarea. En mi caso, mi empeño ha estado movido por lo que me preocupa de verdad: ¿cómo podemos mejorar las organizaciones públicas usando tecnologías para, a su vez, aumentar la calidad de vida de las personas?

En este asunto, el futuro no está escrito en las estrellas. Estamos en un cambio de época, no en una mera época de cambios. Los desafíos que vienen por delante como consecuencia de una nueva generación de tecnologías inteligentes son enormes en diferentes ámbitos como la salud o la educación, no sólo para nuestras organizaciones públicas, sino también para nuestras comunidades políticas.

En nuestras manos está que no se cumplan algunas de las profecías distópicas que navegan por las redes sociales. En la medida que seamos capaces de comprender los cambios, e imaginar propuestas orientadas al bien común y generar valor público, tendremos las capacidades y oportunidades para lograr un mundo más justo y más sostenible.

Finalmente, no puedo terminar estas palabras sin agradecer a quienes me habéis acompañado en este camino. Este premio es individual, pero no hubiera sido posible sin todas y cada una de las personas y organizaciones que habéis creído en mí, que me habéis apoyado con becas o contratos, o que me habéis dado soporte intelectual o emocional, o que me habéis dado lo más importante: afecto y amor a lo largo de estos años.

Especialmente, agradezco a la Universidad Autónoma de Madrid, empezando por su Rector (Rafael Garesse) aquí presente, a mi Facultad de Derecho (sobre todo a mi Decana Yolanda Valdeolivas, a la que he servido como Vicedecano de Investigación durante casi cuatro años ya), así como a todos mis compañeros del Departamento de Ciencia Política y Relaciones Internacionales. No puedo imaginar un espacio mejor para trabajar y desarrollarme académicamente.

Pero sobre todo quiero agradecer muy especialmente a las personas que forman parte de mi EQUIPO más cercano en la Autónoma. En especial, a todo el grupo de NovaGob, empezando por mi amigo Francisco Rojas, pero también Aitor, Loredana, Encarna, pero también Edgar, Vicente a Julián. Algunos habéis sido mis estudiantes, también sois colaboradores y compañeros de trabajo, espero que siempre amigos, eso es para mí lo más importante.

Y por supuesto agradecimiento completo también a mis amigos y mi familia, sobre todo, a mis padres, por vuestro apoyo constante, siempre. Por imprimirme carácter y por darme la vida. Os quiero.

Finalmente, agradezco a Natalia, mi mujer, porque no sólo “quiero vivir todas las vidas contigo”, como ya te prometí este año cuando celebramos nuestro matrimonio, sino también porque tú eres mi pasión, tú eres mi devoción, pero también eres mi alma gemela, eres mi amor, hasta el infinito y más allá, eres toda mi vida. Te Amo.

MUCHAS GRACIAS.

Crónica apresurada del XXII Congreso del Centro Latinoamericano de Administración para el Desarrollo (CLAD)

Siempre es saludable la celebración de foros para superar la distancia entre la teoría y práctica de la Gestión Pública. Esta semana se ha celebrado el XXII Congreso del Centro Latinoamericano de Administración para el Desarrollo (CLAD), en Madrid (en la sede del Instituto Nacional de Administración Pública), un espacio donde cada año se dan cita cientos de personas que pertenecen al sector público y las instituciones académicas, en busca de consolidar un diálogo que, a veces, no es fácil. Diferentes motivos provocan la distancia, sin embargo, el CLAD colabora para superar esas barreras y hacerlo dentro de todo el espacio geográfico de habla hispana. Su congreso anual es el mayor que se realiza sobre reforma y modernización del Estado y de la Administración Pública en Iberoamérica.

Captura de pantalla 2017-11-20 a las 10.21.43.png

 

En caliente, casi sin tiempo para reflexionar, la participación en este congreso me permite insistir en que algunos de los problemas tradicionales de la Gestión Pública siguen ahí contantes y sonantes, si bien emergen otras cuestiones nuevas ligadas, sobre todo, al cambio tecnológico y la complejidad de los problemas sociales actuales. Algunas preguntas clásicas siguen vigentes, claro, ¿cómo superar las barreras que imponen las burocracias clásicas? ¿Cómo evitar la corrupción y la falta de integridad en el servicio público? ¿Cómo articular correctamente la relación entre la esfera política y administrativa? ¿Cómo lograr un buen gobierno y una buena administración? Junto a éstas, emergen otras preguntas nuevas: ¿cómo conseguir unos gobiernos y administraciones públicas que sean verdaderamente transparentes, abiertos y que rindan cuentas de sus acciones? ¿Cómo lograr que la digitalización de la Administración Pública genere valor social? ¿Cómo facilitar que la colaboración entre administraciones públicas, empresas y ciudadanía mejore la solución de los problemas públicos? ¿Cómo lograr nuevas maneras de desarrollar la innovación pública? Muchas preguntas, seguramente, pocas o muy pocas, respuestas.

 

A nivel personal, he tenido la oportunidad de colaborar en diversas actividades, siempre rodeado de buenos amigos y colegas. Primero, tuve ocasión de encontrarme con la emergente comunidad de la Red Académica de Gobierno Abierto, que cuenta con Ester Kaufman como principal adalid, y en la que compartí la experiencia investigadora de la Universidad Autónoma de Madrid. Por otro lado, me encargué de la coordinación del panel en el área de Gobierno Abierto: Las personas como motor de cambio en el gobierno abierto: analizando el capital humano de las administraciones públicas a partir de la experiencia internacional (junto a Rita Grandinetti, Patricia Nari, Miquel Salvador, Olga Ramírez Hernández y Edgar Ruvalcaba, y a la distancia Diego Pando). Este panel inauguró una metodología de presentación de ponencias del Congreso más dinámica y participativa (aunque todavía no estoy seguro de si más exitosa).

 

Otras actividades en las que intervine también fueron también altamente satisfactorias. Presenté el libro del que soy co-editor (junto a Ramón Gil-García y Juan Carlos Téllez): Tecnologías de la Información y Comunicación en la Administración Pública. Conceptos, Enfoques, Aplicaciones y Resultados, que es posible descargar de manera abierta. También se realizó una presentación especial sobre NovaGob, bajo el título Las redes de empleados públicos: la creación de ecosistemas de innovación pública y su impacto en las organizaciones, así como otra sobre el proyecto europeo TOGIVE, en el que participo. En definitiva, una semana de trabajo intenso.

 

Finalmente, termino con el agradecimiento a Gregorio Montero, ahora que conocemos que pronto completará su etapa al frente de la Secretaría General del CLAD. Para quienes conocemos el CLAD desde hace años sabemos la importancia de su trabajo en la evolución de esta organización a lo largo de estos últimos seis años, sobre todo, por su capacidad para involucrar, conectar y generar una comunidad en torno a la mejora en la Gestión Pública iberoamericana. Se marcha, pero se ha ganado el afecto de todos por su cercanía, apertura y empatía. Muchas gracias por todos estos años, Gregorio, y te deseo lo mejor en el futuro, que seguro seguirá siendo muy exitoso. Allí nos encontraremos.

 

Gobierno Abierto en el IV Congreso Iberoamericano de Innovación Pública

Esta semana se celebra el IV Congreso Iberoamericano de Innovación Pública (#NovaGob2017), dentro del que participo en varios espacios. Este año el congreso tiene lugar los días 19, 19 y 20 de octubre, en La Laguna (Islas Canarias, España), desarrollándose bajo el lema “administraciones públicas innovadoras en un mundo digital”. #NovaGob2017 es ya el encuentro sobre Innovación Pública más importante en el ámbito de habla hispana, no sólo por las temáticas que se tratan, los formatos de actividades, sino sobre todo, por las personas que participan como ponentes y asistentes. Todo el programa ya está listo y los debates previos al congreso se encuentran en marcha.

Captura de pantalla 2017-10-13 a las 19.49.56

Además de otras actividades, me corresponde participar como ponente en la mesa del congreso sobre los Planes de gobierno abierto en el marco de la Open Government Partnership, en la que hablaré de mi labor como evaluador del Plan Acción de Gobierno Abierto del Ayuntamiento de Madrid, cuyos cinco compromisos se encuentran en fase de desarrollo (y por tanto todavía sujetos a avances). También hablaré de la experiencia de las administraciones locales en el ámbito del Gobierno Abierto. En concreto, conversaremos sobre los datos disponibles sobre la percepción que tienen los responsables de su promoción a nivel local.

Hasta ahora, los gobiernos locales habían tenido un papel escaso en la Alianza para el Gobierno Abierto. Esto fue normal en los primeros momentos como consecuencia del origen de la Alianza, fundada con un papel protagonista de líderes nacionales, como Obama. Sin embargo, el desarrollo de los acontecimientos ha ido mostrando el papel esencial de las administraciones locales y las ciudades como impulsoras de algunas de las experiencias más innovadoras en el ámbito del Gobierno Abierto. De todo ello esperamos hablar con el resto de miembros de la mesa redonda, cuya agenda adjunto a continuación.

Jueves 19 de octubre 2017. 18:20-19:30 h.  

[Salón de Grados] Planes de gobierno abierto en el marco de la Open Government Partnership

Coordina: Mary Vásquez, Gestora de proyectos del Organismo Internacional de Juventud para Iberoamérica (OIJ)

  • J. Ignacio Criado, Profesor del Departamento de Ciencia Política y RR.II., y Director NovaGob.Lab, de la Universidad Autónoma de Madrid, y Research Fellow, Center for Technology in Government, State University of New York (SUNY at Albany)
  • Isabel Moya, Inspectora General de Servicios y responsable de la coordinación del Tercer Plan de Acción de Gobierno Abierto de España
  • Gustavo Pérez, Program Officer, Subnational Government Pilot Program, Independent Report Mechanism
  • Cecilia Güemes, Investigadora García Pelayo, Centro de Estudios Políticos y Constitucionales